La agencia calificadora Moody´s alertó hoy que la iniciativa de cambios a la Ley del Banco de México propuesta por el senador Ricardo Monreal socavaría la independencia del banco central y aumentaría los riesgos de lavado de dinero con un implicación negativa crédito para la deuda mexicana.

El 9 de diciembre, explicó Moody´s, el Senado mexicano aceleró la aprobación de una enmienda legal que modificaría la ley que rige el banco central de México.

Con 70 votos a favor, 23 en contra y una abstención en el Senado, la iniciativa obligaría al Banco Central de México a comprar efectivo “excedente” en moneda extranjera que los bancos nacionales no pueden colocar en bancos corresponsales en el exterior.

El proyecto de ley se encuentra ahora en la Cámara de Diputados (la cámara baja del Congreso) para su posterior aprobación. Moody´s advirtió que si se aprueba tal como se presenta, la reforma tendrá una implicación crediticia negativa para el riesgo soberano del país porque infringiría la autonomía del banco central.

Además, la medida podría debilitar el cumplimiento de las normas internacionales contra el lavado de dinero al transferir el riesgo de manejar efectivo cuyo origen puede no ser verificable para el banco central, exponiendo potencialmente su balance.

Tal desarrollo podría tener implicaciones negativas para el sistema financiero en su conjunto. En un comunicado de prensa, los funcionarios del banco central han expresado su preocupación al indicar que la ley podría comprometer la capacidad del banco para administrar las reservas internacionales e interferir con su mandato de preservar el valor de la moneda.

A lo largo de los años, explicó Moody´s, se ha evaluado que la fortaleza institucional de México es baja en comparación con sus pares, dado el débil estado de derecho y el control de la corrupción, características que de alguna manera se compensan con un banco central independiente y la calidad relativamente sólida de la regulación financiera.

Poner en peligro la autonomía del banco central socavaría la piedra angular de la estabilidad macroeconómica de México y una fortaleza clave de su perfil crediticio soberano. Además, la medida podría tener un impacto negativo en la confianza de los inversores en un momento en que la inversión privada se ha contraído consecutivamente durante cerca de dos años. El banco central se ha ofrecido a explorar soluciones alternativas con el Congreso para abordar la intención declarada de la enmienda legal, que es beneficiar a las familias que reciben remesas en efectivo (menos del 1% del total de remesas en 2019) y al turismo en efectivo.

La Asociación de Bancos de México (ABM), la asociación privada que representa a los bancos nacionales, afirmó en un comunicado de prensa que la iniciativa de ley trae “riesgos elevados e innecesarios para la estabilidad del sistema financiero nacional” e instó a los miembros del Congreso a iniciar una diálogo con expertos financieros y con el banco central para encontrar un terreno común.

En los últimos dos años, otros proyectos de ley que se han presentado en el Congreso podrían haber tenido un impacto negativo en las condiciones macroeconómicas. Este se destaca porque, además de interferir con la independencia del banco central, fue acelerado y aprobado por el Senado, mientras que los proyectos de ley anteriores nunca fueron aprobados por ninguna de las cámaras del Congreso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here