Cifras empleo de noviembre no podrán sostenerse por entorno

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 30 segundos

Las mejores cifras de empleo reportadas durante noviembre en México no podrán sostenerse por la recesión que exhiben actividades económicas diferentes a la manufactura, como las del sector servicios y el comercio, por lo que expertos anticipan que la recuperación del empleo será más lenta en los próximos seis meses.

En noviembre, el número de empleados registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) fue de 148,719 personas, un alza de 0.7% mensual, pero todavía con un déficit de 752,100 plazas contra el mismo mes de 2019. A tasa anual, las mayores caídas en términos de empleo se dieron en los renglones “servicios para empresas”, con un desplome de -9.6%; “construcción”, -7% y “minería”, con -6.6%.

Las cifras más recientes de la actividad industrial reportadas en octubre indican que las manufacturas han sido el motor de la recuperación de la economía mexicana, lo que puede colocar a la producción industrial en niveles precrisis, pero un evento todavía insuficiente para lograr mayores tasas de empleo.

Según dato de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos actualizados a octubre, la variación mensual de trabajadores asegurados ante el IMSS por entidad federativa es positiva, donde Aguascalientes es el único estado con una tasa aún negativa, de -0.3%. Los crecimientos más importantes se dieron en Sinaloa, Baja California y Guerrero, con avances de 2.7%, 2.2% y 1.9%, para cada caso, respecto a septiembre.

A tasa anual, sin embargo, la foto cambia. Con los efectos de la crisis provocada por el Covid-19 a cuestas, solo Baja California y Tabasco mostraron una variación anual positiva de trabajadores asegurados, con alzas de 2.8% y 2.7%, respectivamente.

En contraste, las mayores caídas se presentaron en aquellas entidades marcadas por la actividad económica de los sectores Servicios y de Comercio, con Quintana Roo a la cabeza, con un desplome de -23.6%. Le siguieron Baja California Sur, con -9.7%, y Puebla, con -7.4% así como Campeche y la Ciudad de México con retrocesos de -7% cada una.

Con un hundimiento esperado del PIB de -9% en 2020 ante la mayor crisis económica y sanitaria en más de ocho décadas, lo más probable es que el salario promedio de cotización tampoco pueda mantenerse en los próximos meses.

El salario promedio de cotización en noviembre ubicó un nivel de en 405.6 pesos diarios, equivalente a un incremento nominal anual de 7.9%, el más alto registrado para un mes de noviembre en los últimos diez años.

Los resultados de los índices adelantados y la información de coyuntura confirman que la tendencia de la actividad económica de México se recupera, pero la reanimación general aún no llega, lo que puede prolongarse hasta el segundo trimestre del 2021, con un efecto directo en la recuperación del empleo.

Artículo anteriorAMLO En Vivo | 14/12/20 #ConferenciaPresidente #AMLO
Artículo siguienteAdvierte Moody´s sobre deterioro en Riesgo País si avanza reforma a Ley Banxico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí