La Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal), estima que 2.7 millones de empresas cerrarían actividades en la región a consecuencia de la epidemia provocada por el Covid-19, con base en información recopilada entre cámaras empresariales hasta la primera semana de junio pasado.

“La crisis económica generada por la enfermedad del coronavirus (Covid-19) tiene un impacto importante en los países de América Latina y el Caribe, y golpea una estructura productiva y empresarial con debilidades que se han originado a lo largo de décadas”, advirtió el organismo en su cuarto informe especial Covid-19, fechado en julio.

La gran mayoría de las empresas han registrado severas caídas en sus ingresos y presentan dificultades para mantener sus actividades, con serios problemas para cumplir sus obligaciones salariales y financieras, así como dificultades para acceder a financiamiento para capital de trabajo.

El análisis de la Cepal revela que México es de los países de la Región que menos iniciativas ha emprendido para buscar revertir los impactos económicos de la planta productiva (empresas), producto de las restricciones de movilidad social ante una crisis sanitaria sin parangón.

Las medidas de apoyo al sector empresarial anunciadas por los “gobiernos nacionales” arrojan que México registra un total de 9, más 4 medidas adicionales de “enfoque sectorial”. Esto posiciona al país en un nivel similar a Bolivia, El Salvador y Uruguay, con territorios y poblaciones mucho pequeñas.

Los renglones incorporados en el ejercicio de la Cepal son “liquidez”; “crédito”; “ayuda directa”; “apoyo a la producción”; “empleo” y “exportaciones”, además de “enfoque sectorial”, con un puntaje independiente.

Con 37 iniciativas, Argentina es el país puntero de la Región, seguido por Chile, con 32 medidas.

México compara también mal con países centroamericanos, los cuales, a excepción de Nicaragua (2 medidas) y El Salvador (8 medidas), muestran que Costa Rica y Honduras, posicionan por arriba de México, al sumar 17 medidas cada uno.

Solo los países de El Caribe reportan un puntaje más bajo que México, aunque en esta subregión destacan los casos de República Dominicana y Trinidad y Tobago, con 14 y 12 medidas desarrolladas, respectivamente.

“Según la intensidad de los efectos de la pandemia, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe estima que un 34.2% del empleo formal y un 24.6% del PIB de la Región corresponden a sectores fuertemente afectados por la crisis derivada de la pandemia”, advierte el organismo en su reporte más reciente sobre la crisis sanitaria, social y económica que exhibe repercusiones mundiales.

El 15 de julio pasado, la Cepal anunció un ajuste a la baja en su expectativa de crecimiento de 2020 para México, de una caída de -6.5% proyectado en abril pasado, a un declive de -9%.

¿Normalidad con paso firme?

La Cepal definió por primera vez en su informe tres etapas que necesariamente experimentará cada país de la Región, con diferentes intensidades e impactos.

La primera se relaciona con la emergencia y con las medidas que hay que tomar en un plazo muy corto; la segunda etapa se producirá una vez controlados los focos de la epidemia, donde se tenga que “convivir” con un virus que, sin controles sanitarios y sociales, puede volver a difundirse.

“Se mantendrán algunas (muchas) de las restricciones a las actividades económicas y sociales y la economía funcionará ´a media marcha´, con diferencias entre sectores. Esta etapa es la que habitualmente se denomina de reactivación”, explica.

De acuerdo con el análisis del organismo, la tercera etapa tendrá lugar cuando no haya peligro de contagio (una vez que exista la vacuna) e implicará una nueva realidad económica y social.

“Será distinta en cada país según la duración e intensidad de las dos primeras etapas, las medidas económicas y sociales que se hayan tomado y las capacidades institucionales, productivas y tecnológicas acumuladas

“Además, habrá cambios en el escenario económico y político internacional, puesto que los países entrarán a la segunda y tercera etapas en diferentes momentos y en condiciones distintas”, menciona.

La investigación de la Cepal arroja que México ha tomado 1 medida para estimular la liquidez entre las empresas; 3 iniciativas para apoyar el crédito y 5 acciones en el renglón “apoyo directo”. Las iniciativas para apuntalar los renglones “apoyo a la producción”; “empleo” y “exportaciones”, no existen, lo que da la suma de las 9 medidas adoptadas por el gobierno federal, más 4 medidas adicionales de “enfoque sectorial”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here