De febrero a junio de este año, nueve empresas de América Latina han incurrido en incumplimientos de pagos bajo el escrutinio de la agencia calificadora de riesgos S&P Global. La firma anticipa que la lista se ampliará a 36.

“Significaría una tasa de incumplimiento de 10.6% de nuestra cartera, suponiendo que no haya cambios significativos en nuestro escenario económico y que haya una oferta de crédito ligeramente mayor para los mejores perfiles de crédito”, señaló S&P Global en un reporte del 23 de junio, difundido hoy.

Desde finales de febrero, numerosas emisiones de corporativos de la Región valuadas en “-BB” se han deslizado a categorías más bajas, especialmente a un nivel de “CCC+”, mientras que la calificadora advierte que el listado de incumplimientos ha aumentado desde mayo y que “puede acelerarse en el tercer trimestre” si las condiciones no mejoran.

Apenas el miércoles, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ajustó sus pronósticos de crecimiento económico a nivel global de este año debido a que el pronóstico que dio a conocer en abril se vio rebasado por los impactos económicos y sanitarios de la Pandemia Covid-19. Con pronósticos actualizados a junio, México exhibiría un declive de su economía de -10.5%, mientras la de América Latina retrocedería en -9.4%, de acuerdo con el organismo multilateral.

Restringen inversionistas apetito por el riesgo

Los bonos corporativos latinoamericanos han perdido su atractivo entre los inversionistas globales a partir del segundo trimestre, dificultando a las empresas renovar su deuda.

De hecho, para finales del mes pasado, las emisiones de bonos corporativos habían caído a la mitad de las que se colocaron en igual periodo de 2019, según el informe de S&P.

“Solo tres emisores de grado especulativo han completado emisiones internacionales de deuda en los últimos tres meses”, refiere el reporte de S&P Global. Entre ellas figura la mexicana Cemex, que a principios de junio anunció una emisión por mil millones de dólares de notas senior garantizadas, así como las brasileñas Petrobras y Nexa Resources.

En lo que resta del año, la calificadora espera que el crédito interno se expanda gradualmente en el tercer trimestre para las empresas de América Latina con las calificaciones más altas, aunque advirtió que las compañías dentro de sectores “problemáticos” tendrán menos posibilidad de emitir nuevas rondas de deuda “con las condiciones tan débiles para el sector empresarial”.

“La recesión actual afectará más a las empresas de transporte, incluyendo los activos de infraestructura como aeropuertos y autopistas…a las compañías de petróleo y gas, minoristas e inmobiliarias”, explica.

La tasa de incumplimiento base de S&P proyectada frente al desempeño del PIB de la Región arroja que será tres veces mayor que la caída del PIB del periodo 2008-2009.

“Sin embargo, los incumplimientos no se triplicarán respecto a los de 2008-2009, principalmente porque esperamos que esta recesión sea más corta…las empresas también están mejor capitalizadas, menos expuestas a descalces cambiarios y, en general, tienen posiciones de liquidez más fuertes que en 2008-2009”, indica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here