El Gobierno mexicano tiene como pendiente ingresar 3.4 billones de pesos de mayo a diciembre para cumplir su meta de ingresos para realizar lo que comprende las funciones del Estado durante 2020. Sin embargo, el entorno de crisis provocado por la Pandemia Covid-19, que en México alcanzó récord en el número de contagios y decesos la semana pasada, coloca en su lugar los números del Erario.

Un ejercicio del think tank en políticas públicas, México Evalúa, dice que los ingresos petroleros volvieron a exhibir rezagos de enero a abril. De hecho, fueron lo que reportaron un menor avance en sus metas anuales: tan sólo el 16% de lo aprobado en la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) y el 27% respecto a lo proyectado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“En los primeros cuatro meses de este año los ingresos totales del Sector Público van por debajo de su meta. Se observó una pérdida de 1% (menos 19 mil millones de pesos) en relación con los aprobados en la Ley de Ingresos” destaca la firma.

Entre enero y abril, los ingresos petroleros reportaron una pérdida de –47.9%, una sangría en el balance del Sector Público de poco más de -144 mil millones de pesos, que en realidad es mayor si no se consideran las transferencias hechas por el Gobierno Federal a Pemex, registradas como “ingresos petroleros”.

En este mismo periodo, los ingresos tributarios siguieron dando la batalla, al superar en 1.8% la meta estimada. Sin embargo, en abril desaceleraron.

“Los ingresos excedentes no son suficientes para compensar el desplome de los petroleros; por eso el Poder Ejecutivo, dada su negativa a endeudarse más, insiste en liquidar fideicomisos”, advirtió la firma especializada en un informe dado a conocer el domingo.

Ayer también, en una miscelánea informativa, el Gobierno dio a conocer que pactó a mediados de mayo con el Banco Mundial una línea de crédito por 1,000 millones de dólares, no tan diferente a los préstamos que otorgó el organismo internacional en crisis anteriores, como la de 2008-2009. No obstante, un funcionario de Hacienda comunicó que el empréstito no forma parte de las acciones en el marco de la Pandemia. La propia SHCP dijo que el crédito “no financiará el programa de respuesta” ligado al coronavirus; de hecho, dijo, no estará ligado “a ninguna actividad en específico”.

México Evalúa dijo que al desagregar los ingresos del Sector Público vía recaudación de impuestos destacó un aumento de 11% en la recaudación de IVA (22 mil millones debido al vigor (y rigor) que mostró la recaudación de este tributo arrancando 2020, sostenida por medidas para evitar la evasión y elusión fiscal pero también por un mayor consumo de los mexicanos, especialmente en febrero, cuando las autoridades no registraban aún los primeros casos de la enfermedad mundial.

En el propio renglón de Ingresos Tributarios, la fortaleza del IVA, no obstante, se vio opacada por la caída en otros tibutos, tan relevantes como el Impuesto sobre la Renta, o ISR, el cual mostró un rezago hasta abril de -2.1%, equivalentes a -15 mil millones de pesos.

“A pesar de que los ingresos no petroleros y no tributarios también tuvieron excedentes considerables, no alcanzaron para compensar la caída de los petroleros, ni siquiera en conjunto con los excedentes del IVA” destacó el think tank.

Los ingresos excedentes por IVA y los ingresos No Tributarios sumaron entre enero y abril 134 mil de millones de pesos, “consumidos” por las pérdidas de los ingresos petroleros, que ascendieron a cerca de 145 mil millones de pesos.

El gasto neto total del Sector Público al primer cuatrimestre fue de 1,957 miles de millones de pesos (mmdp). Al interior, el gasto programable del Sector Público fue de 1,402 mmdp  y representó el 71% del gasto neto total.

¿Cómo se comportó el gasto de inversión que hizo el gobierno?

Entre enero y abril, el dinero para este propósito ascendió a un monto de 205.8 mmdp, lo que representó 9% del programable.

Sólo en abril, el gasto en inversión física del Sector Público fue de 51.9 mmdp y representó 10% del gasto total para ese mes, exhibiendo un incremento de un punto en su participación en el Gasto Total.

La SHCP estimó en sus Pre Criterios Generales de Política Económica 2021 un crecimiento de la economía de -2.9% del PIB en 2020, una posición “conservadora” respecto a lo que anticipan bancos globales, instituciones financieras internacionales, calificadoras de crédito Soberano y expertos, con declives de entre -4.6% a -8.8% para este año.

“Esta situación puede redundar en una caída de ingresos (adicional en el Sector Público), por una menor recaudación y mayor pérdida de puestos de empleo”, resaltó México Evalúa en su informe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here