Inversionistas volvieron a favorecer al peso mexicano en la jornada del viernes, hilando dos sesiones consecutivas de alza, a un nivel de 24.01 pesos por unidad, un avance de 1.7% respecto a la jornada previa; uno de los elementos del alza fue la determinación de la Junta de Gobierno del Banco de México de realizar un recorte de 50 puntos base en la tasa de interés, a 5.50%, lo que vuelve más atractivo el mercado de dinero contra el de cambios. 

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV), por su parte, retrocedió en su principal indicador, el S&P/IPC BMV, un ligero 0.8%, con un balance semanal negativo, al retroceder 191.73 puntos, o el 0.44%. No obstante, en lo que va del año, el S&P/IPC BMV muestra un saldo positivo, con una ganancia de 3.24%. 

En la jornada del viernes, las acciones consideradas en sectores defensivos en medio de la pandemia observaron ganancias, mientras que los ligados al consumo interno o a sectores integrados exhibieron pérdidas. De esta forma, las alzas del viernes dentro del mercado accionario estuvieron representadas por TS (Tenaris) serie * y Alpek serie A, con progresos de +7.97% y +7.06%, respectivamente. Por el contrario, Gigante serie * y Rassini Cpo sufrieron bajas de –12.99% y -11.64%, para cada caso. 

Los inversionistas internacionales siguen intranquilos por la dimensión del impacto económico causado por las restricciones sociales derivados de la pandemia Covid-19, apostando en los últimos dos meses en el dólar americano como activo de refugio. 

En México, el tipo de cambio ha experimentado movimientos erráticos, con fluctuaciones entre 23.80 y 24.80 pesos por dólar, acumulando una fuerza alcista en lo que va del año. 

Un análisis técnico difundido hoy por el Grupo Financiero Monex indica que el primer objetivo alcista de la paridad se mueve en un rango de entre 24.70 y 25.00 pesos por unidad, reconociendo que las probabilidades favorecerán el sesgo alcista si el tipo de cambio se mantiene, como lo ha hecho ahora, por arriba de los 23.70 pesos. 

Entre el 17 de febrero y el 24 de marzo, cuando los casos de contagios se recrudecieron en el País, la moneda mexicana acumuló una depreciación del 37%, al pasar de un nivel de 18.52 pesos por unidad a 25.45 pesos. 

El dólar está consolidando su condición de activo de refugio luego que el presidente de la Reserva Federal dijo que el banco central estadounidense espera que la recuperación de la mayor economía del mundo sea lenta que lo originalmente proyectado. 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here