Expertos manifestaron el viernes la urgencia de que el gobierno federal y el Banco de México (Banxico) sostengan continuidad en planes contra- cíclicos que pongan diques a la acelerada caída del PIB, las inversiones y el empleo, éste último con un acelerado deterioro. El colapso global y local, dispararía los niveles de pobreza en el País. 

Bank of America (BofA) dijo en un informe emitido este viernes que el desgaste del mercado laboral del País se ha venido agudizando por el ritmo de propagación del Covid-19. Apenas el jueves el número de contagios y decesos marcó nuevos máximos tanto a nivel global como local, provocando incertidumbre en cuanto a un reinicio de actividades para el mes próximo. 

El banco global explica que la cantidad de empleos que desaparecerán durante 2020 duplicará la tasa de desempleo récord reportada en abril, que con el recorte de 555 mil 247 puestos laborales en un sólo un mes mostró su peor caída desde que inició el registro comparable, a partir de julio de1997. Según los estimados de BofA, México verá disiparse 1.2 millones de empleos, con una economía que se contraerá -8% en este año. 

La cifra anterior se coloca del lado opuesto de las proyecciones del Gobierno Federal de crear 2 millones de empleos en este mismo año. 

El Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY) dijo en un reporte actualizado en esta semana que en poco tiempo los efectos del coronavirus podría sumar en la pobreza a otros 21 millones de mexicanos, lo que significa que 82 millones de personas carecerán de ingresos necesarios para alcanzar el mínimo de bienestar. 

“El escenario anterior es posible si se repiten las secuelas de la crisis que asoló la nación en 1994 y que llevó al 70 % de la población a condiciones de pobreza por ingreso” advirtió el CEEY, reconocido por sus estudios de movilidad social. 

Para México, los pronósticos de caída del PIB para este año varían de -6.5% hasta -12%, de acuerdo a diversas instituciones financieras. Los estimados que alimentan la investigación del CEEY, por su parte, van de   

0.7% hasta -9%, con un promedio de -5%. 

Con el pronóstico promedio de caída de -5% del PIB, el decrecimiento del ingreso per cápita en el País sería de -6.1%, de acuerdo con los cálculos del CEEY. 

“Dada la estructura factorial identificada por INEGI, se espera una reducción del total de las remuneraciones a personas asalariadas, formales e informales, de 1.3 % del PIB”, agrega la institución en su actualización, ampliando el rango negativo de sus pronósticos. 

Al igual que otras firmas financieras globales, Bank of America estima que la destrucción de puestos de trabajo empujará al Gobierno Federal a ampliar los apoyos fiscales en apoyo de la población desempleada. Junto con BBVA, CitiBanamex, entre otros, pero también los locales Grupo Financiero Monex, Banco Ve por Más y Finamex, BofA asegura que no hay lugar para la inacción y que la postura del Banco Central y del gobierno mexicano debe ser más proactiva en los estímulos monetarios y fiscales. 

En el “quinto informe Covid Industrial”, la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) dijo ayer que durante este año desaparecerán 1.86 millones de empleos formales y que 10.7 millones de mexicanos podrían caer en la pobreza laboral, citando reportes recientes del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). 

El pronóstico de Concamin es que desde este año habrá 68.5 millones de mexicanos en pobreza laboral, un salto del 12.11% frente a los 61.1 millones de personas reportados al cierre de un año antes. 

El Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza que elabora el Coneval a partir de 2017 ha disminuido por mejoras en el salario y en la tasa de desempleo. El indicador, que permite relacionar el comportamiento del ingreso laboral de las personas frente a los cambios en el valor de la canasta alimentaria, se redujo en 3.7 puntos porcentuales en los últimos dos años, a 37.3% desde un nivel de 41%. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here