La agencia calificadora internacional Fitch Ratings dijo esta semana que la mexicana América Móvil goza de un sólido perfil financiero tras asignar la calificación de grado de inversión “A-“ a una emisión de notas de largo plazo no garantizadas de la telefónica por mil millones de dólares, con vencimiento en 2030.

Las acciones de la empresa cotizaban antes del cierre de la jornada de este martes en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) en 14.78 pesos, respecto al precio de apertura de 14.72 pesos, lo que significaba un avance de 0.41%. En la bolsa de valores de Nueva York, los American Depositary Receipts (ADR´s) de América Móvil subían 0.61%, en 12.29 dólares por ADR.

La empresa de telefonía celular propiedad del empresario mexicano Carlos Slim destaca también por su “posición comercial como operador líder de telecomunicaciones en América Latina”, dijo Fitch.

La agencia estima que América Móvil canalice los recursos de la operación a propósitos generales, lo que incluye compromisos de pago de deuda.

El viernes pasado, la compañía informó que emitió bonos en dos series por un total de 2,250 millones de dólares para pagar anticipadamente pasivos y optimizar la curva de rendimientos de la deuda que tiene en circulación.

La operación se concretó el 22 de abril con una lista de compradores que incluyó a Citigroup Global Markets Inc., Morgan Stanley & Co. LLC, Barclays Capital Inc. y Merrill Lynch, Pierce, Fenner & Smith Incorporated, de acuerdo con el portal especializado LexLatin.

Ambas series fueron registradas en la Comisión de Bolsa y Valores estadounidense (SEC, por sus siglas en inglés) y cotizarán en la Bolsa de Valores de Nueva York.

Con 300 millones de clientes abonados, América Móvil es una corporación de servicios integrados de telecomunicaciones que opera con las marcas Telcel, Claro y Telmex en 16 países de América Latina y con las marcas KPN y Telekom Austria en 7 países de Europa. En Estados Unidos opera con la denominación TracFone Wireless.

Inversiones en Telecom a la baja

Fitch dijo en un informe sobre el Sector de las Telecomunicaciones que las compañías que conforman la industria en América Latina podrían reducir sus inversiones de capital (Capex) en 30% en este año, para “mitigar la pulverización del efectivo causada por las consecuencias económicas de la pandemia del coronavirus”.

Si bien el Sector no resentirá la misma ruptura que otras industrias, la nueva cepa del coronavirus hará lenta la migración del servicio móvil de prepago, de menores márgenes, hacia el servicio móvil de pospago, de un mayor margen, al tiempo verá reducir las compras de teléfonos inteligentes y de servicios de televisión de paga ante una disminución de los gastos suntuarios o no necesarios de los consumidores.

Los operadores de América Latina han dicho que hay un incremento significativo en la actividad de la red a través de la telefonía fija y móvil ante las restricciones de movilidad social, lo que podría mitigar el deterioro producto del colapso de la actividad económica.

“La tendencia de largo plazo, aunque en general positiva para el Sector en términos de consumo de datos y cobertura de red, no son inmunes a las presiones macroeconómicas”, advirtió Fitch, y mencionó como dos de los factores de mayor presión la depreciación de las monedas de la Región y el cierre de fuentes de financiamiento para desplegar redes 4G.

Antes de que el virus apareciera y se propagara con celeridad a nivel mundial, Fitch esperaba que la mediana de flujo de efectivo de los operadores de telefonía pasara de un estatus neutral a otro “ligeramente positivo” tras años de fuertes inversiones, reflejando un punto de inflexión en la generación de efectivo discrecional.

Sin embargo, los efectos de la contracción económica, junto con la promulgación de medidas de no suspensión de las actividades esenciales por parte de los Reguladores de cada país, compensarán las ganancias que iban a provenir del tiempo adicional de pantalla y voz.

Las medidas de no suspensión de actividades esenciales -llamadas de telefonía móvil y fija- para proporcionar flexibilidad de pago a los clientes, aumentan los ciclos de cobro de efectivo de las empresas de telecomunicaciones, recordó Fitch.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here