Warren Buffett en el prefacio a la cuarta edición del libro “El Inversor Inteligente” de Benjamin Graham, indicó que “para invertir con éxito durante toda la vida no es necesario un coeficiente intelectual estratosférico, un conocimiento empresarial extraordinario ni información privilegiada. Lo que hace falta es tener una infraestructura intelectual que permita adoptar decisiones y la capacidad de evitar que las emociones deterioren esa infraestructura”.

Por su parte la gran mayoría de los conocedores de los mercados financieros hablan de la irracionalidad de los mercados y cuando se refieren a ese componente irracional no están refiriéndose a los mercados en sí mismos, sino a la emocionalidad de quienes los operan.

De hecho, se dice que cuando más irracional sea el mercado, más oportunidades habrá para los inversionistas que se comporten de manera profesional, lo que implica que controlen sus emociones y aprendan a beneficiarse de la irracionalidad de los demás, no en vano se dice que los grandes inversionistas les compran a los pesimistas y les venden a los optimistas.

Es por ello que para mitigar los aspectos psicológicos que pueden actuar en su contra cuando esté negociando en Forex y en contratos de diferencia (CFDs) requerirá seguir unas pautas, veamos:

  • Siempre respete su estrategia de inversión: antes de cada negociación usted debe trazar una estrategia juiciosa de inversión que contemple todas las variables del mercado en perspectiva, la que cumpla sus objetivos financieros de inversión y reduzca la tendencia natural y psicológica del ser humano de acudir a la predicción a priori.
  • Aplique una correcta gestión del trading: que lo obligue a frenar las pérdidas de manera inmediata (stop loss) y maximice las ganancias. Recuerde que es necesario gestionar el riesgo, no evitarlo.
  • Para cumplir con las anteriores pautas deberá entender que el éxito en Forex requiere de disciplina (mucha autodisciplina), al cumplir sus objetivos de inversión sin importar el resultado, respetar sus límites de pérdida (parar cuando es necesario), para lo cual es necesario aplicar el autocontrol que, sin duda, le traerá recompensas.
  • Más allá de la técnica para operar en Forex el autocontrol evitará que se apodere de usted la angustia cuando esté perdiendo o que se llene de optimismo al punto de que le nuble el panorama y, como suele suceder, la emoción haga que cambie de repente su estrategia para llevarlo al fracaso.
  • Aprender a tolerar las pérdidas: hasta el mejor operador de Forex ha tenido pérdidas, en este mercado no hay inversionistas con el 100% de efectividad, lo que sí hay es inversionistas que su tasa de ganancia o rentabilidad está muchas veces por encima de sus niveles de pérdidas y que las reducen a su mínima expresión.

Se toleran más rápido las pérdidas cuando se gestionan emocionalmente, es decir cuando se aceptan más rápido, se aprende de los errores y se reconoce que tanto las pérdidas como los períodos de pérdidas hacen parte del camino del inversionista.

En suma, los traders más experimentados concuerdan que para tener éxito en Forex más importante que aprender las técnicas de inversión, que sin duda hay que aprender, es necesario que el inversionista aprenda a dominar sus emociones (psicología del trader), quizá este aspecto es el que más desprecian los novatos en Forex y por ende es la causa de grandes pérdidas económicas.

Al final de cada jornada del mercado los grandes ganadores son quienes cumplen sus estrategias de inversión, fruto de la debida gestión del riesgo que implica también gestionar sus emociones, lo que se traduce en madurez y experiencia del inversionista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here