La Industria de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) en México exhibirá una caída de 4.1% en este año como respuesta a una recesión económica, combinada con el arribo de la pandemia Covid-19, anticiparon analistas de IDC, empresa líder en consultoría del sector. 

El saldo negativo no será uniforme para todos los nichos, y los segmentos que pueden resultar beneficiados son los servicios en la nube; los aplicativos de colaboración y los de telecomunicaciones que provean el tipo de herramientas base para contribuir a garantizar la continuidad de las operaciones de los sectores productivos.  

Antes de la pandemia, la consultoría esperaba en la industria de las TIC un avance de +3.6%.  

Para el 2021, “las primeras proyecciones” de la firma presentan una recuperación acelerada del Sector, cercana al 6.6%, cuando en proyecciones previas al Covid-19 situaban un crecimiento de 4.8%. 

En el caso de las Telecomunicaciones los servicios de movilidad tanto para empresas como para usuarios finales crecerán por arriba de lo estimado antes de la contingencia, desde este mismo año.  

Lo mismo ocurrirá con los servicios de Internet fijo para el hogar, al convertirse en las principales herramientas con las que la población podrá trabajar a distancia. 

En sentido opuesto, el segmento de consumo resultará el más afectado, con dos fechas que cambiaron la tendencia dentro del mercado: el 28 de febrero, cuando se dieron los primeros casos en México, y el 17 de marzo, cuando México reportó a los primeros 100 pacientes infectados.  

Las dos noticias anteriores tuvieron en consecuencia un impacto negativo directo en los nichos más importantes de consumo: teléfonos inteligentes y computadoras personales. 

El mercado empresarial, por su parte, reportará crecimientos mixtos.   

De esta forma se esperan incrementos en la demanda de servicios en la nube en cualquiera de sus modalidades (IaaS, PaaS, SaaS); en los Servicios de TI, especialmente los relacionados a soporte remoto, seguridad y nube, y en las soluciones de virtualización, comunicación y colaboración. 

Por otro lado, se acentuará la contracción en la venta de hardware de infraestructura como es el caso de servidores y sistemas de almacenamiento. 

“El efecto más importante se dará en las siguientes cinco semanas, por el cambio en las prioridades de compra de los usuarios finales y la preocupación de los distribuidores por la disponibilidad de los productos para los siguientes periodos de alta demanda, como el regreso a clases y las ventas de fin de año” advirtió la firma. 

Estimados 2020 IDIC: 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here