Las repercusiones de la nueva cepa de coronavirus a nivel mundial mantienen a los mercados financieros en vilo. El peso mexicano cotizó en la víspera del cierre de este jueves en 24.002 unidades por dólar, 1.33% menos, mientras la Bolsa Mexicana de Valores cayó 1.10%, para situar a su principal índice en las 35,143.63 unidades, su nivel de cierre más bajo desde noviembre de 2011, según cifras de la agencia Reuters.

La moneda mexicana reportó el jueves 13 jornadas consecutivas de pérdidas, por lo que acumula en el año una caída de cerca de 27%, añadió. Un reporte de banco Base emitido hoy destaca que la divisa ha perdido terreno ampliamente debido a una mayor percepción de riesgo entre inversionistas globales sobre México y Petróleos Mexicanos (Pemex).

El peso mexicano destaca entre las monedas más golpeadas entre sus pares de países emergentes en las últimas sesiones, aunque hoy moderó su caída después de que el banco central (Banxico) anunció el establecimiento de líneas de swap con la Reserva Federal de Estados Unidos.

La Fed abrió líneas de swap en dólares con bancos centrales de nueve países, incluyendo Brasil y México, con el objetivo de que un conjunto de países pueda acceder a operaciones con la moneda estadounidense de manera más ordenada, e impedir que la epidemia cause una paralización de los mercados globales de dinero.

El peso inició la jornada del jueves con una depreciación de 2.64%, en alrededor de 24.33 pesos por dólar, luego de que el tipo de cambio alcanzó un nuevo máximo histórico de 24.6477 pesos por dólar durante el overnight del mercado Forex, el cual tiene una operación continua.

La depreciación del peso ocurre también ante un fortalecimiento generalizado del dólar estadounidense frente a las principales monedas de economías más fuertes, debido a que los participantes en los mercados financieros a nivel global siguen buscando liquidez.

Monedas bajo presión

A la par del peso mexicano, otras divisas que se han depreciado con fuerza en la semana son la corona noruega, con -13.8%; el rublo ruso, con un retroceso de -10.5% y el real brasileño, con una caída de -6.92%. Todas estas divisas son sensibles a los movimientos del precio del petróleo.

En los mercados financieros globales continúa el nerviosismo relacionado con el avance del coronavirus y su impacto económico. Al día de hoy, el número de casos confirmados asciende a 242,092 a nivel global, con 9,842 muertes, sin que hasta ahora se observe una desaceleración en su ritmo de avance en Europa y EU.

Un reporte del banco Bx+ indica que pese a un entorno donde hay registro de avances de posibles vacunas contra el Covid-19 y nuevos estímulos financieros y económicos por parte de EU, Europa y China, la incertidumbre sobre los efectos del virus persiste.

Hasta este jueves, el dato de la generación de empleo en EU comenzó a presionarse: las solicitudes por seguro de desempleo para la semana del 13 de marzo subieron en espiral, al pasar de 211,000 a 281,000, un nivel máximo desde 2017.

“Preocupa que el mercado laboral (de EU) pierda fuerza ante la parálisis económica por el coronavirus, que afectaría la expectativa de una rápida recuperación” destacó Bx+.
Para combatir los efectos del coronavirus el Senado de EU aprobó un segundo paquete de apoyo que considera pagos a los trabajadores ausentes por enfermedad (empresas con menos de 500 empleados, 12 semanas); ayuda alimentaria a personas vulnerables, presupuesto para realizar pruebas del virus, apoyos para aerolíneas y sectores afectados, por un monto de 1.3 billones de dólares.

El primer paquete de apoyo ascendió a 8,300 millones de dólares, destinado al cuidado de la salud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here