En la primera quincena de febrero de este año, México mostró un crecimiento de la inflación de 0.12%, con una tasa anual de 3.52%, por debajo del consenso del mercado que ubicaba un crecimiento en los precios al consumidor quincenal y anual de 0.16% y de 3.60%, respectivamente.

“A tasa anual, la inflación se aceleró por cuarta lectura consecutiva…destacando la mayor variación en frutas y verduras”, dijo en el reporte “dulce presión por frutas” el banco Bx+.

Por componentes, los precios subyacentes aumentaron en 0.22% en la primera mitad de febrero. En este renglón, los precios de las mercancías crecieron 0.24% quincenal, impulsados principalmente por productos no alimenticios, mientras los precios de servicios aumentaron en 0.19% debido a los crecimientos de los precios de las colegiaturas y otros servicios

En términos anuales, la inflación subyacente -aquella que elimina los precios de los bienes y servicios más volátiles- se ubicó en 3.69% a tasa anual, ligeramente debajo del nivel anual de 3.73% observado en la quincena anterior.

En contraste, la inflación no subyacente situó un nivel de 3.03%, favorecida por la disminución de -0.16% en su desempeño quincenal.

Analistas destacaron también las reducciones quincenales de los precios de la energía y de productos agrícolas, en -0.6% y -0.4%, respectivamente, donde destacaron los precios del jitomate, la gasolina, la cebolla y el gas.

Los expertos anticipan que si bien el nivel de inflación se mantendrá elevado en los próximos meses -principalmente en la base de comparación de la inflación no subyacente- estaría dentro de la meta de Banco de México (Banxico).

“Confirmamos nuestro pronóstico de inflación general para el cierre de 2020 de 3.5%”, dijo por su parte Citibanamex.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here