A pesar de los avances que en materia de equidad de género se han alcanzado, aún queda mucho camino por andar y no nos hemos alejado suficiente de una realidad que especialmente a las mujeres debe ocuparnos ya que las estadísticas respecto a nuestro desempeño financiero siguen arrojando datos alarmantes.

Según las conclusiones de la XII Conferencia Regional sobre la mujer y el documento “Autonomía de las mujeres e igualdad en la agenda de desarrollo” emitidos por CEPAL (Comisión Económica Para América Latina y el Caribe).

47% de las mujeres mayores de 50 años son solteras, es decir, deben responder por sí mismas financieramente.

El ingreso de jubilación de las mujeres es menor que el de los hombres, pues los salarios de ellas son menores. Además, reformas gubernamentales, incrementan la edad de pensión.

La expectativa de vida femenina es entre 7 y 10 años mayor que la de los hombres.

Aun percibiendo ingresos propios, alrededor del 24% de las mujeres no pueden superar la pobreza, lo que las coloca en clara situación de dependencia económica.

Las mujeres lideran el 23% de los pequeños negocios de la región, pero solo el 9% de las grandes empresas.

Nos guste o no, las estadísticas son claras y contundentes, sin embargo la oferta de las redes de mercadeo va más allá de un mejor retiro a edad avanzada y felizmente nos dan la posibilidad de no sólo incrementar nuestros ingresos mensuales sino poder construir un ingreso residual que nos permita tomar más y mejores decisiones y ser independientes financieramente a una muy buena edad.

Aquí algunas de las ventajas:

Adiós a la dependencia económica

Puedes estar preparada para no depender de un esposo, empleo u otro familiar, y contar con entradas económicas adicionales que te eviten caer en crisis financieras cuando algo imprevisto ocurra.

Impulso a la autoestima

El trabajo de desarrollo personal necesario para crecer en el mercadeo en red sumará a tu seguridad personal y tus relaciones también tienden a mejorar y esto conduce al éxito y ello te acerca al mejor regalo de todos: la libertad.

Control del tiempo

Una de las mayores objeciones por las que las mujeres no emprendan una oportunidad de negocio es por no contar con tiempo suficiente y no es una simple excusa, es una realidad para muchas, pues luego de trabajar, atienden a los hijos, preparan la cena, se encargan de labores del hogar, etc. Y para cuando terminan, simplemente ¡están agotadas! En redes de Mercadeo gran parte del trabajo se puede hacer por teléfono y en los espacios destinados para reunions sociales. Pero incluso si hay que dormer aún menos por un tiempo para capacitarse o tener alguna reunion de negocio, vale la pena por el resultado que se obtiene a mediano plazo: mejores ingresos.

*Miembro de Social Economic Networkers.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.