Al interior de una hermosa casona de San Ángel, diseñada por el icónico arquitecto Manuel Parra, se cuece la historia del segundo Maison de Famille en la Ciudad de México, un acogedor restaurante de cocina francesa que va más allá de las recetas tradicionales y sustenta su propuesta en productos frescos.

Los platos de este lugar, propiedad de la familia Avernin-Bouteille, son preparados con productos orgánicos que llegan hasta la mesa directamente de su propio rancho, ubicado en Totolapan, Morelos.

Así, en Maison de Famille, las cosas se hacen lo más artesanal posible: desde la panadería, hasta sus patés, embutidos y charcutería.

Los chefs José Luis Osorio y Alexis Preschez, son supervisados por François Avernin, ex propietario, junto con su esposa Paquita Bouteille, del restaurante Champs Elysées. Ellos y su hija Valérie, graduada de l’École Hotelière de Lausana, Suiza, fundaron el primer Maison de Famille, hace cuatro años, en la Roma, con una cava diseñada por Sophie, la hija mayor, una experta en vinos también graduada en Lausana.

De la tradición francesa a los sabores experimentales   

En la carta fija no faltan clásicos como Caracoles a la Bourguignonne, sopa de cebolla gratinada, cachete de res estofado al vino tinto, filete de res a la pimienta negra y crème brûlée.

Pero la tradición da paso a la creatividad en el menú de recomendaciones del día, que se pone más divertido y revela sorpresas que vale la pena explorar. Son aproximadamente 15 sugerencias que cambian diariamente, pues son elaboradas con productos de temporada, y dejan entrever algunos sabores mexicanos e internacionales.

Uno de los más interesantes son las zanahorias con harissa (una salsa de pimientos picantes rojos magrebí) con miel del rancho, muestra de que la sencillez y el buen producto pueden conformar un plato excepcional.

En la lista también figuran el risotto al huitlacoche, tomates del rancho al olivo, albóndigas de mero a la marinera, brie relleno con morillas, morcilla al sartén, o lágrimas verdes, unos chícharos pequeños cocinados en una emulsión de mantequilla.

Los postres no se quedan atrás, hay crumble de xoconostle y helado de jengibre, tarta de queso soufflé o tarta de fresa y ruibarbo, una planta de sabor ácido que es cultivada en el noroeste de Europa.

La cava ofrece una amplia carta con aproximadamente 80 etiquetas de vinos de diversas regiones del mundo, principalmente de Francia y España y algunos de México y Sudamérica.

Además, hay una boutique donde se pueden comprar quiches, terrinas, patés, aceitunas, quesos, pan artesanal y postres.

Para los pequeños comensales…

La carta de recomendaciones del día para niños sale completamente de los limitados menús que muchos restaurantes hacen para los pequeños. Ofrece opciones como crema de tomate rostizado y esfera de parmesano, croquetitas de que manchego y paillard de res.

Durante los fines de semana hay una ludoteca con actividades para ellos.

Maison de Famille San Angel está en avenida de la Paz No. 14, Col. San Angel, Ciudad de México

Teléfono: 5131-5039

Twitter: @marysolrueda

Marisol Rueda*

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.