La producción industrial del país en octubre cayó 1.6 por ciento mensual, lo que significó un avance anual de 0.1 por ciento real, en cifras desestacionalizadas.

De acuerdo con los datos publicados por el Inegi, la serie original presenta un avance anual de 1.0 por ciento, equivalente a 0.6 por ciento para el periodo enero-octubre.

Con ello se desvanece el espejismo de septiembre, cuando avanzó 1.0 por ciento mensual y 2.5 por ciento anual, con datos desestacionalizados.

Entonces apuntamos que los datos de septiembre se comparaban con débiles referencias que hacen lucir mejor de lo que avanzó en realidad.

Datos desetacionalizados

Por sus componentes, las industrias manufactureras y la minería se contrajeron 2.2 por ciento cada una, en el mes con cifras desestacionalizadas.

Mientras que la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final perdió 1.7 por ciento.

En cambio, el índice de la construcción aumentó 0.1 por ciento en el décimo mes de este año frente al mes previo.

En la comparación anual, la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final avanzó 5 por ciento,

Por su parte, la minería cayó 5.5 por ciento en octubre de 2018 con relación al mismo mes de 2017, con cifras desestacionalizadas.

Serie original

En lo que se refiere a los resultados en la serie original, la minería cayó en octubre 5.6 por ciento anual, con bajas de 7.1 por ciento de la extracción de petróleo y gas y de 6.6 por ciento en minerales.

Mientras tanto, la construcción creció 1.4 por ciento anual,pese a la caída de 1.3 por ciento en el segmento de infraestructura, pero impulsada por la residencial que avanzó 0.9 por ciento.

Los anteriores datos débiles fueron compensados por las manufacturas, que avanzaron 2.5 por ciento anual.

A dicho avance contribuyeron de manera preponderante la fabricación de vehículos, que subió 4.4 por ciento anual y de 7.4 por ciento en equipos de cómputo y electrónicos.

Finalmente, el segmento de generación y suministro de electricidad y distribución de agua y gas presentó un avance anual de 4.8 por ciento en octubre.

Consideraciones de Invex

Los datos sugieren una desaceleración al inicio del cuarto trimestre (tercer trimestre:1.1 por ciento), aunque la variación anual promedio de los últimos 12 meses se aceleró de 0.2 por ciento en septiembre a 0.4 por ciento, marcando el segundo mes consecutivo en expansión.

Esperamos que el sector cierre el año con una ligera expansión de 0.6 por ciento,contrastando la contracción de 0.3 por ciento.

Expectativa

La reducción de la plataforma de producción petrolera seguirá lastrando la minería y el escenario de incertidumbre en el sector privado ante una agenda económica incierta del gobierno pesará sobre la inversión.

Sin embargo, el acuerdo comercial T-MEC, que aún debe aprobarse por los respectivos congresos de las tres naciones, sugiere que el sector manufacturero seguirá integrado con las economías de la región y se beneficiará del robusto crecimiento estadounidense.

El IGAE avanza con fuerza, pero mantiene debilidades. Revista Fortuna

Consideraciones de Scotiabank

La producción industrial, sin ajuste estacional, desaceleró su ritmo decrecimiento mensual a 1.0 por ciento real anual en octubre (vs. 1.8 por ciento en septiembre), aunque resultó mayor al -0.8 por ciento registrado en el mismo mes en 2017.

Ello derivó,principalmente, de una contracción en minería, que pasó de 2.7 por ciento(revisado desde 2.9 por ciento) a -5.6 por ciento, y que compensó la marginal aceleración en manufactureras, cuyo ritmo de producción pasó de 2.4 por ciento a 2.5 por ciento; el repunte en construcción, de -0.5 por ciento a 1.4 por ciento; y el mayor dinamismo en electricidad, gas y agua, que pasó de 4.0 por ciento (revisado desde 3.2 por ciento) a 4.8 por ciento.

El componente de minería, como era de esperarse, en octubre volvió a su tendencia negativa y ubicó su variación anual en -5.6 por ciento, tras haber experimentado en septiembre un repunte como consecuencia de una baja base de comparación.

Al interior, destaca la minería de minerales metálicos y no metálicos que, además de venir decreciendo desde principios de año, su tasa de crecimiento se ubicó en su nivel más bajo desde agosto de 2009, en -6.6 por ciento.

Dentro de las manufacturas, como se aprecia en el cuadro adjunto, 14 de sus 21 ramas ampliaron su nivel de producción, destacando la fabricación de equipo de cómputo,con un ritmo de avance 7.4 por ciento real anual, su segundo incremento más grande en 14 meses.

Por su parte, el mayor dinamismo en construcción se explica por avances en edificación y en trabajos especializados, de -2.2 por ciento a 0.9 por ciento y de 6.7 por ciento a 7.5 por ciento, respectivamente, que compensaron el retroceso en el volumen de trabajos de ingeniería civil y obra pesada, que pasó de 1.1 por ciento a -1.3 por ciento.

Finalmente,el desempeño en electricidad, gas y agua derivó, principalmente, de un robusto avance en el componente de generación de electricidad, registrando su segundo mayor crecimiento en el año, de 5.7 por ciento.

Avance muy limitado en diez meses

Así, la industria promedió un avance de 0.6 por ciento en el período enero-octubre (vs. -0.2 por ciento en similar lapso de 2017), ante un menor vigor manufacturero (1.8 por ciento vs. 3.2 por ciento un año antes); un repunte en construcción (1.6 por ciento vs. -0.8 por ciento en igual lapso del año pasado) y en electricidad (2.6 por ciento vs. -0.7 por ciento un año antes); y el persistente receso en minería, aunque menos acentuado (-5.0 por ciento vs. -8.4 por ciento un año antes).

En su comparativo mensual desestacionalizado, la actividad industrial se contrajo de 1.3 por ciento a -1.6 por ciento, su caída más acentuada desde octubre de 2015,como consecuencia de un desempeño menos favorable en todas sus categorías,destacando el menor dinamismo del sector manufacturero, de -2.2 por ciento.

Expectativa

La contracción de la industria automotriz, así como el alza en los precios de materias primas como el acero y el asfalto, podrían apuntar a una mayor debilidad del sector secundario de la economía en los últimos meses del año.

Monex. Revista Fortuna

Consideraciones de Monex

Acorde con el Inegi y con cifras ajustadas por estacionalidad, la producción industrial registró un descenso del 1.6 por ciento mensual en octubre, el retroceso más precipitado en tres años,

De manera acumulada, con cifras originales, la producción industrial ha aumentado 0.6 por ciento de enero a octubre de 2018, respecto del mismo periodo del año anterior.

El dato de octubre mostró un nuevo deterioro en la industria minera, el componente que más ha sido perjudicado por el declive de la producción petrolera en México y las incidencias naturales de los últimos años, aunque la mayoría de los otros componentes también presentaron retrocesos.

Expectativa

Hacia adelante, se espera que las estrategias del sector público para revitalizar industrias clave, especialmente en el sector de la minería petrolera, tengan algún efecto sobre la producción.

No obstante, en el corto plazo, la incertidumbre que continua en torno al T-MEC y las disputas comerciales que se han extendido alrededor del mundo, podrían limitar los niveles de inversión, por lo que la recuperación en la actividad industrial podría ser paulatina.

A pesar de ello, posterior a la publicación del dato, la moneda mexicana se apreció en 0.30 por ciento llegando a 20.13 pesos por dólar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.