La inflación en octubre cede tras haber sido puesto bajo control el componente no subyacente, que ha sido el principal factor de incremento de los precios.

Como resultado, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentó un crecimiento mensual de 0.52 por ciento, así como una tasa anual de 4.90 por ciento.

De acuerdo con los datos del Inegi, en el mes anterior el índice interanual se encontró en un nivel de 5.02 por ciento.

Ahora bien, en octubre de 2017 la inflación fue de 0.63 por ciento mensual y de 6.37 por ciento de inflación anual.

Es significativo que en octubre el componente subyacente presentó aumento, mientras que el no subyacente cayó a tasa anual.

De ahí que el índice de precios subyacente, aumentó en el mes 0.31 por ciento, que representa un incremente interanual de 3.73 por ciento.

Dentro del componente subyacente, los precios de las mercancías subieron 0.24 por ciento y los de los servicios 0.39 por ciento mensual.

Por su parte, el índice de precios no subyacente se incrementó 1.15 por ciento en el mes, lo que significa un alza anual de 8.50 por ciento.

La variación anual de este componente en septiembre de este año fue de 9.15 por ciento, por lo que en este octubre presenta una baja.

Dentro del índice de precios no subyacente, el subíndice de precios de los productos agropecuarios disminuyó 0.70 por ciento en el mes.

Mientras tanto, los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno se elevaron 2.47 por ciento.

En mayor medida, este aumento se debió a la conclusión del subsidio al programa de tarifas eléctricas de temporada de verano en 18 ciudades del país.

En cuanto a la canasta básica, presentó aumentos de precios superiores al índice general, con alza mensual de 1.11 por ciento y anual de 7.29 por ciento.

De manera quincenal, la primera de octubre resultó de mayor incremento con 0.40 por ciento, mientras que en la segunda el alza del INPC fue de 0.14 por ciento.

Consideraciones de Banorte

En nuestra opinión, la inflación subyacente mantiene un comportamiento relativamente ordenado, a pesar de que el alza acumulada de los combustibles en los últimos meses podría estar teniendo un impacto más claro en los costos de las empresas en el sector de servicios.

Expectativa

Mantenemos nuestro estimado de inflación para el cierre del año en 4.8 por ciento a pesar de cierto respiro en los agropecuarios y energéticos que ha resultado en mayores presiones inflacionarias para el componente no subyacente durante los últimos meses.

Nuestro pronóstico aún se ubica por encima del consenso de mercado en 4.6 por ciento de acuerdo a la última encuesta de Banxico.

Si bien la reciente reducción en el estímulo al IEPS de la gasolina no se ha traducido en nuevas presiones en precios apoyado por la fuerte caída de los precios internacionales del petróleo desde principios de octubre, creemos que esto estaría en gran parte compensado por la depreciación del tipo de cambio y el mantenimiento de la política de suavizar los cambios en precios por parte de la Secretaria de Hacienda.

También mantenemos nuestra expectativa de un alza de 25pb a 8 por ciento de la tasa de referencia por Banxico en su decisión de la próxima semana.

En nuestra opinión, Banxico se mantendrá muy cauteloso con respecto a la trayectoria de inflación, con un balance de riesgos aún sesgado al alza.

En este sentido, resaltamos que la inflación continúa por encima del estimado promedio para el cuarto trimestre del banco central de 4.2 por ciento anual publicado en su último Reporte Trimestral (Banorte: 4.7 por ciento).

Asimismo, los riesgos alcistas para los precios han aumentado tras la reciente depreciación del peso, que pasó desde alrededor de 19.10 por dólar en la última decisión al actual de 20.06, factor que sigue siendo muy importante para Banxico de acuerdo al comunicado del 4 de octubre pasado.

Estrategia de renta fija y tipo de cambio

Mantenemos recomendación sobre instrumentos a tasa revisable tras el reporte de inflación.

El reporte publicado esta mañana vino prácticamente en línea con nuestra expectativa y ligeramente por encima al consenso de analistas.

En nuestra opinión, la dinámica de precios en México continúa reflejando un escenario complejo ante las presiones que en los últimos meses han provenido en mayor medida del espacio energético y agropecuario, a pesar de moderarse en las últimas quincenas.

Sumándose a lo anterior, es importante tomar en cuenta el reciente deterioro del desempeño del tipo de cambio y sus posibles implicaciones de traspaso hacia la inflación.

En este sentido, el mercado descuenta con una alta probabilidad un alza de Banco de México en su decisión del 15 de noviembre, en línea con nuestro estimado sobre un incremento de 25pb a la tasa de referencia para llevarla a un nivel de 8.00 por ciento.

Asimismo, vemos un cierre de año complejo para el peso mexicano.

Para más detalles sobre este último punto, consultar: “Ajustando proyecciones del USD/MXN ante un contexto más retador”, publicado ayer.

Tomando en cuenta este escenario, mantenemos nuestra recomendación en instrumentos a tasa revisable.

Respecto a los Udibonos, a pesar de un carry que permanece atractivo, su valuación continúa encareciéndose de forma importante ubicando breakevens por arriba de 4 por ciento en todos los plazos (alcanzando hasta 4.5 por ciento en la parte más larga), en un entorno en donde su operación también ha estado contaminada por los ajustes generalizados en el mercado de tasas locales.

Consideraciones de Invex

La inflación anual se desaceleró favorecida por una alta base de comparación y un ligero descenso en las presiones del rubro no subyacente.

Sin embargo, la acumulación de choques temporales sobre los precios energéticos y la debilidad del peso limitan una rápida desaceleración de la inflación general y la subyacente.

Expectativa

Esperamos que la inflación general cierre el año en 4.60 por ciento, fuera del rango objetivo de Banxico, mientras que una mayor estabilidad en los precios de mercancías facilita la desaceleración de la inflación subyacente a una tasa cercana al 3.60 por ciento.

El balance de riesgos para la inflación se mantiene inclinado al alza y la reciente volatilidad del tipo de cambio evidencia la fragilidad del escenario.

Además, no podemos descartar choques de oferta sobre los precios agropecuarios.

Por esta razón, consideramos probable que Banxico decida incrementar la tasa de referencia en, al menos, 25 pb hasta un nivel de 8.0 por ciento en su reunión del 15 de noviembre

Expectativa de Citibanamex

Confirmamos nuestro pronóstico de 4.50 por ciento para el cierre del 2018.

Sin embargo, los riesgos al alza que anticipamos en quincenas anteriores parecerían irse materializando, en particular en lo que toca a los precios de la energía.

Además, algunos genéricos centrales, especialmente dentro de otros servicios, también han aumentado más rápido de lo esperado.

Así, seguimos viendo riesgos al alza para la inflación general hacia el cierre de 2018.

Consideraciones de Scotiabank

El IGAE avanza con fuerza, pero mantiene debilidades. Revista FortunaLa inflación general mensual en octubre resultó levemente mayor a lo previsto, ya que el avance de su componente no subyacente, neutralizó el marginal retroceso del subyacente.

Lo anterior determinó un menor dinamismo de la inflación general anual, que suavizó su ritmo de avance de 5.02 por ciento a 4.90 por ciento, dada una moderación del subíndice no subyacente y una aceleración del subyacente.

Expectativa

La persistencia de un negativo balance de riesgos para la inflación, por presiones sobre los precios energéticos, el tipo de cambio, salarios, escalamiento proteccionista a nivel global y un mayor gasto público respecto al anticipado, siguen augurando una evolución moderadamente ascendente de la inflación general, que estimamos cerrará 2018 en 4.95 por ciento anual.

 

La inflación al productor es de 6.26% anual

Por lo que respecta al Índice Nacional de Precios Productor (INPP) total, excluyendo petróleo, en octubre presentó un incremento de 0.37 por ciento mensual, 6.26 por ciento anual.

Por grupos de actividades económicas, los precios de las actividades primarias subieron 0.23 por ciento y tanto los de las secundarias como los de las actividades terciarias ascendieron 0.38 por ciento a tasa mensual.

El índice de mercancías y servicios de uso intermedio, excluyendo petróleo, mostró un crecimiento mensual de 0.46 por ciento, ubicando su tasa anual en 8.44 por ciento.

Por su parte, el índice de mercancías y servicios finales, excluyendo petróleo, registró un alza mensual de 0.33 por ciento y un aumento anual de 5.30 por ciento.

Actividades primarias

Los precios de las actividades primarias reportaron un alza mensual de 0.23 por ciento y anual de 5.12 por ciento durante octubre de este año.

Los productos genéricos con la contribución más significativa en el índice total de dichas actividades fueron: huevo con una variación mensual de 8.33 por ciento, jitomate con 8.62 por ciento y chiles frescos con 11.53 por ciento.

Actividades secundarias

En general las actividades secundarias, excluyendo petróleo, tuvieron un crecimiento mensual de 0.38 por ciento en el décimo mes de 2018.

Este resultado obedeció a los incrementos en la minería de 1.15 por ciento, en la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final de 2.11 por ciento y en las industrias manufactureras de 0.33 por ciento, mientras que en la construcción bajaron 0.12 por ciento.

En su comparación anual, los precios de las actividades secundarias, excluyendo petróleo, subieron 7.60 por ciento, producto de ascensos de 5.17 por ciento en la minería, de 17.43 por ciento en la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final, de 10.01 por ciento en la construcción y de 6.84 por ciento en las industrias manufactureras.

Industrias manufactureras

Los precios de las industrias manufactureras crecieron 0.33 por ciento a tasa mensual, ubicando su tasa anual en 6.84 por ciento.

Por subsectores, las mayores alzas estuvieron en fabricación de productos derivados del petróleo y del carbón con 1.99 por ciento, fabricación de productos textiles, excepto prendas de vestir 1.69 por ciento y el de otras industrias manufactureras con 0.54 por ciento.

Actividades terciarias

En cuanto a los precios de las actividades terciarias, presentaron un incremento mensual de 0.38 por ciento, estableciendo su tasa anual en 4.23 por ciento en octubre de 2018.

Los sectores económicos con el mayor aumento mensual fueron: transportes, correos y almacenamiento con 0.82 por ciento, servicios de apoyo a los negocios y manejo de desechos y servicios de remediación 0.70 por ciento y el de servicios de alojamiento temporal y de preparación de alimentos y bebidas con 0.47 por ciento.

Bienes intermedios

En tanto, que el Índice de las mercancías y servicios de uso intermedio, excluyendo petróleo, observó un alza mensual de 0.46 por ciento y anual de 8.44 por ciento durante el décimo mes de este año.

Por grandes grupos de actividades económicas, los precios de las actividades primarias crecieron 0.36 por ciento mensual y 5.95 por ciento anual; los de las actividades secundarias 0.56 por ciento mensual y 11.55 por ciento anual, y los de las actividades terciarias se acrecentaron 0.32 por ciento mensual y 3.78 por ciento a tasa anual.

Bienes finales

El índice de precios de las mercancías y servicios finales, excluyendo petróleo, mostró un incremento mensual de 0.33 por ciento y un alza anual de 5.30 por ciento en octubre de este año.

Por origen de la producción

Por grandes grupos de actividades económicas, los precios de las actividades primarias ascendieron 0.10 por ciento, los de las actividades secundarias 0.29 por ciento y los de las actividades terciarias 0.40 por ciento a tasa mensual.

En su comparación anual, los de las actividades primarias subieron 4.26 por ciento, los de las secundarias 5.92 por ciento y los de las actividades terciarias 4.41 por ciento.

Por destino de la producción

Por destino de la producción, los precios de los bienes finales de demanda interna presentaron un aumento mensual de 0.32 por ciento, ubicando su tasa anual en 5.63 por ciento.

En su interior, los precios de los bienes de consumo se elevaron 0.43 por ciento mensual y 4.79 por ciento anual, y los destinados a la formación de capital no reportaron variación mensual, mientras que a tasa anual se incrementaron 8.12 por ciento.

Por su parte, los precios de los bienes orientados a la exportación crecieron 0.35 por ciento en octubre de 2018 respecto al mes previo y 4.29 por ciento a tasa anual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.