Inflación primera quincena febrero. Revista FortunaUna baja significativa mostró la inflación en la primera quincena de febrero que, de acuerdo con los datos reportados por el Inegi, el Índice General de Precios al Consumidor tuvo un aumento de 0.20 por ciento respecto de la quincena anterior.

La lectura significó que la inflación anual mostrara un descenso de 5.58 por ciento a 5.45 por ciento que en su componente subyacente se redujo de 4.50 por ciento a 4.32 por ciento.

El dato se explica por presiones en los precios de las mercancías y de los energéticos, compensados por fuertes caídas en los precios agrícolas.

Posterior a la publicación del dato, el peso se apreció 0.24 por ciento y las probabilidades implícitas para un incremento en la tasa de referencia en la reunión de abril se redujeron a 56 por ciento desde 69 por ciento.

Positiva sorpresa

Para los analistas el dato resultó una positiva sorpresa que estuvo por debajo del consenso que, sin embargo, no es suficiente motivo para modificar sus pronósticos para la inflación al final del presente año.

En una nota Citi Banamex reiteró su pronóstico de 4.1 por ciento para la inflación general al cierre del 2018, dado que ve espacio para que la inflación subyacente anual siga disminuyendo en el corto plazo, en gran parte debido a una relativamente alta base de comparación; sin embargo, sigue existiendo el riesgo de que una eventual depreciación del peso pueda llevar a un aumento mayor al previsto de los precios al consumidor.

En el mismo sentido, un análisis de Banorte indica que “hacia delante continuamos esperando que la inflación continúe mostrando una tendencia a la baja para finalmente cerrar el 2018 en 4.3 por ciento”.

Al respecto, Scotiabanck, que calificó la lectura como neutral, señaló que “se fortalece la expectativa de una inflación descendiendo a niveles por debajo de 5 por ciento hacia el segundo semestre del año; sin embargo, esto sólo será posible en la medida en que disminuyan las presiones generadas por algunos energéticos y las frutas y verduras, y con ello ayude a disminuir los costos en los alimentos procesados y a una amplia gama de servicios que dependen del transporte y de los productos del campo, entre otros”.

Mantenemos nuestra proyección de inflación en 4.5 por ciento al cierre de este año, indicó el Grupo Financiero Invex, que sigue observando que persisten importantes riesgos al alza como las presiones en los precios energéticos, nuevos choques a la oferta de agropecuarios y una depreciación adicional del peso.

En tanto, Monex, refrendó su pronóstico en 4.50 por ciento, dado que, continuamos percibiendo riesgos que podrían afectar la trayectoria inflacionaria, en especial al componente no subyacente, tras la liberalización de los precios de las gasolinas y del gas LP.

Por su parte, Ve por Más expuso que el desempeño de las mercancías ha generado que la inflación subyacente se modere de forma ininterrumpida desde diciembre de 2017, en cierta medida ante un contexto de menores presiones cambiarias en relación al año pasado.

Más de inflación

[contact-form][contact-field label=”Nombre” type=”name” required=”true” /][contact-field label=”Correo electrónico” type=”email” required=”true” /][contact-field label=”Web” type=”url” /][contact-field label=”Mensaje” type=”textarea” /][/contact-form]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here