El viernes pasado el peso se depreció frente al dólar +0.1 por ciento, lo que se convirtió en una apreciación semanal de -2.2 por ciento; mientas que el mercado bursátil registró una ligera caída de -0.43 por ciento para acumular en la semana un avance de +1.1 por ciento.

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) registró una ligera luego de detener su avance en su resistencia psicológica de 50 mil puntos, nivel que deberá superar consistentemente para poder extender el alza y poner a prueba el máximo de julio de 2017 (51 mil 772 puntos), de acuerdo con el Grupo Financiero Monex.

En el corto plazo, considera que el fuerte repunte con bajo volumen registrado entre el 6 de diciembre y el 8 de enero (+7 por ciento), podría tratarse de un ajuste correctivo de la fuerte caída registrada entre julio y diciembre (51 mil 772-49 mil 923 puntos), sobre todo porque validó resistencia en el Fibonacci-61.8 por ciento (49 mil 923 puntos).

Cabe señalar, que desde finales de noviembre su media de 50 días se colocó por debajo de su media de 200 días (death-cross), una confirmación de tendencia bajista de largo plazo.

El mercado bursátil mantendrá la tendencia alcista de corto plazo en tanto se ubique por arriba su media de 50 días y/o 48 mil 500 puntos, señala Monex.

Corrige a la baja en el mediano plazo

Considera que en el mediano plazo, que el Índice se encontraría desarrollando la primera fase (ola-a) de un proceso correctivo (a-b-c), cuyo primer rango objetivo se encontraría entre 44 mil y 42 mil puntos, y que posteriormente en su tercera fase (ola-c) podría proyectarlo hacia un rango entre 40 mil y 38 mil puntos.

El análisis de Monex señala que, el mercado mantendrá la tendencia bajista en el mediano plazo en tanto se ubique por debajo de 50 mil puntos.

En el largo plazo, supone que en el mes de julio el índice habría finalizado la quinta y última fase del movimiento direccional alcista (1-2-3-4-5) que inició en octubre de 2008, en donde el índice llegó a acumular un incremento neto del +214 por ciento (16 mil 480-51 mil 772 puntos).

Mantendrá la tendencia alcista de largo plazo en tanto se ubique por arriba de 45 mil puntos, de acuerdo con Monex.

El tipo de cambio

En relación con el tipo de cambio, Monex indica que el viernes el peso se depreció frente al dólar +0.1 por ciento, en la semana se aprecia -2.2 por ciento.

El tipo de cambio registró una ligera caída y extendió marginalmente la baja de las últimas cuatro semanas, acumulando una caída del -6.8 por ciento (19.91-18.55 pesos) y descontando casi por completo el alza registrada entre el 27 de noviembre y el 27 de diciembre de 2017 (18.45-19.90 pesos).

En el corto plazo, el tipo de cambio ha experimentado altibajos entre 18.45 y 19.90 pesos, que suponemos se trata de un proceso de ajuste correctivo del fuerte repunte registrado entre el 19 de julio y el 15 de noviembre de 2017 (17.45-19.37 pesos), logrando mantenerse por arriba de su media de 200 días.

El grupo financiero estima que, las probabilidades favorecerán el sesgo bajista en tanto la paridad se mantenga por debajo de 19.00 pesos y/o su media de 50 días.

Alza en el mediano plazo

En el mediano plazo, consideramos que entre febrero de 2016 y julio de 2017 habría conformado un proceso de acumulación alcista de tipo plano irregular (a-b-c), que sería el catalizador de un nuevo movimiento alcista que eventualmente rompería el máximo histórico registrado en enero de 2017 (22.03 pesos).

Las probabilidades favorecerán el sesgo alcista en tanto el tipo de cambio se mantenga por arriba de 18.50 pesos y/o su media de 200 días.

En el largo plazo, suponemos que en mayo de 2011 la paridad habría iniciado un movimiento direccional alcista (1-2-3-4-5), del que en julio de 2017 habría iniciado la última fase (ola-5) que lo proyectaría el próximo año a niveles entre 23.50 y 25.00 pesos.

Las probabilidades favorecerán el sesgo alcista en tanto el tipo de cambio se mantenga por arriba de 17.00 pesos, de acuerdo con los análisis de Monex.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here