Ashoka cumple tres décadas de impulsar el emprendimiento social en México con notables resultados cuyo impacto ha transformado comunidades y fortaleciendo tejidos sociales.

En una nutrida celebración participaron seis becarios representantes de los proyectos de impacto social que caracterizan a la labor de Ashoka. Se trató de Tenoli, Fundación Inclúyeme, Mindpedia, Ollin, Salud Cercana y Costruyendo y Creciendo.

Tenoli es una red de comercio establecido que agrupa pequeñas tiendas misceláneas y abarrotes de barrio con el objetivo de modernización e incremento de la competitividad. Cuenta con seis centros de modernización y más de mil 500 comercios afiliados que han elevado 25 por ciento su margen de ganancia.

La Fundación Inclúyeme está transformando el paradigma de la discapacidad en México, con un gran impacto en el ámbito legislativo. Ha beneficiado a 2 mil personas mediante una vida independiente, inclusión laboral y social.

Mindpedia está revolucionando la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual, mediante el aprovechamiento del potencial, centrándose en las habilidades y no en los límites. Ha beneficiado a 60 personas y sus familias con planes de vida y carrera.

Ashoka México. Revista Fortuna
Cinco emprendedores sociales becarios de Ashoka México, Centroamérica y el Caribe.

Ollin, Jóvenes en Movimiento, se centra en aprovechar la generación de jóvenes más grande que experimente la historia de México, que es la actual, para que tomen las riendas del país y se conviertan en diseñadores del futuro. Ha capacitado a más de 30 diputados y en la actualidad fomenta el voto juvenil.

Salud Cercana es una organización que surge para responder a un modelo médico en el país cuyos gastos muchas veces generan incentivos perversos, son caros e ineficientes; por lo que es necesaria una planeación con la intervención de los involucrados, para reducir los costos y elevar la calidad del servicio y la atención.

Construyendo y Creciendo ha impactado en la instrucción de las personas que trabajan en la industria de la construcción, principalmente albañiles, con cursos de alfabetización, primaria, secundaria, preparatoria y cursos técnicos. Hasta el momento ha impartido sesiones a 16 mil personas de las cuales 2 mil 500 han recibido certificación oficial de educación básica.

Angelika Roth, directora de Ventrure y Fellowship de Ashoka México, Centroamérica y el Caribe, insistió en las características de los proyectos de emprendimiento que cuentan con su respaldo, en primer lugar son ideas originales, soluciones o enfoques de problemas sociales que cambiarán el patrón que le da origen.

El impacto social es un segundo criterio de selección, agregó Roth, al que sigue la creatividad, que consiste en valorar la forma en que se abordan las oportunidades y obstáculos.

El espíritu emprendedor, que es la determinación, el ingenio y el realismo para sacar adelante un proyecto y, finalmente, lo que Ashoka denommina la fibra ética, que radican en la confianza que despierta el emprendedor y si cuenta con los más altos estándares éticos, expuso Angelika Roth.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.