En la segunda ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se prevé una resolución positiva, ello pese a las amenazas y declaraciones del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

En conferencia de prensa expertos del banco canadiense Scotiabank consideran que las declaraciones del mandatario de los Estados Unidos son únicamente el reflejo de la actual debilidad económica que tiene Estados Unidos. En contraste, Canadá y México si son optimistas sobre la actualización al TLCAN 2.0.

En días pasados, nuevamente Donald Trump señaló que él prevé sacar a Estados Unidos del TLCAN, ya que considera que las renegociaciones no darán frutos, pero lo anterior está muy alejado de ser cierto ya que varios sectores de los tres países que lo componen, creen lo contrario.

“Somos muy optimistas en las negociaciones del TLCAN y vendrá una futura actualización, pero seguirá habiendo ruido mientras dure la renegociación”, señaló Jean Francois Perrault, economista en jefe de Scotiabank Global.

Sobre el déficit comercial que tiene actualmente la Unión Americana, indicó que ese país debe reconsiderar su balanza comercial frente a las otras naciones, lo cual se mejora con las oportunidades presentadas en el acuerdo trilateral.

“Se debe también hacer más por mejorar el comercio, aunque el déficit que tiene Estados Unidos es por que invierte de más de lo que ahorra, además de complicaciones en negociaciones con China”.

Sin embargo, sobre los capítulos 11 y 19 del TLCAN en los que Trump ha pedido su derogación, Francois Perrault dijo que la comunidad estadounidense y el empresariado en general se han visto beneficiados por estos capítulos ya que es una medida de protección para los inversionistas.

“Los medios de comunicación y el público en general deben considerar que las declaraciones de Trump tienen menos peso del que pudiera ser, pues los funcionarios republicanos están a favor de un nuevo TLCAN, por lo que no es viable una salida del TLCAN”, dijo.

Respecto a la situación de México, consideró el economista en jefe de Scotiabank, el TLCAN ha sido uno de los acuerdos internacionales que más ha ayudado a México, tanto en su relación con el mundo como en la mejora de su mercado interno, por lo que se ha mostrado firme en continuar con las renegociaciones del mismo.

“Nosotros diríamos que en el remoto caso de la eliminación del TLCAN, el mayor interés de México sería reducir voluntariamente los aranceles, ya que México tendría que enfrentar mayores costos de exportación”.

Por su parte Eduardo Suárez, Vicepresidente de Análisis Económico para América Latina de Scotiabank, señaló que los sectores en que el TLCAN beneficia a México es la integración de cadenas de suministro global, mismas que propiciaron que el sector manufacturero y en el caso específico de la industria automotriz mejorará en materia tecnológica permitiendo, en este caso, fabricar vehículos compactos y de lujo.

Otro de los beneficios es el fortalecimiento laboral en el país, combatir la corrupción y transparentar procesos para incentivar la llegada de capital externo, además de mejoras para el sector energético de México.

Acotó que en caso de una disolución del TLCAN, México es de los países que más acuerdos comerciales ha firmado con otras naciones, además de que su comercio con Asia ha mejorado en los últimos años, por lo que “las cadenas productivas han crecido con o sin TLCAN.

Eduardo Suarez finalizó la conferencia con las siguientes proyecciones para México para lo que resta de este año:

El Banco de México (Banxico) elevaría las tasas de interés hasta el 7.5 por ciento.

Para este año el tope de inflación sería de 6.5 por ciento y de 4.3 por ciento para 2018.

El dólar superará los 19 pesos al cierre de año

La gasolina podría subir en un corto plazo debido a las afectaciones del huracán Harvey en Texas.

Crecimiento de 2.4 por ciento para 2018.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here