Seneri constituye el proyecto que el chef Fernando Martínez perseguía desde hace tiempo: ofrecer una cocina mexicana contemporánea, inspirada en los productos de Michoacán, de donde es originario.

Así, el pescado blanco, la trucha de Zitácuaro, el queso Cotija de Jalmich y el pato michoacana son los protagonistas del menú de este restaurante que merece más de un par de visitas (se ubica en el primer piso del mercado Roma).

Fernando busca ofrecer una cocina de sabores que celebren a Michoacán a través de un recorrido por lugares como Uruapan, Jalmich y Zitácuaro en platos bien presentados. Y lo logra, su propuesta es fresca y en ella imprime su gran cariño a la cocina.

Seneri significa maíz joven en purépecha y en este restaurante tiene un papel relevante que se refleja ya en la entrada del lugar, donde luce la obra “Mazorcas”, del artista Javier del Cueto.

Para abrir el apetito, en el menú están las tradicionales corundas michoacanas, que se sirven con salsa de calabacín y chile manzano, con crema de rancho y acelgas. Además, está la sopa tarasca, con toquera de elote, jocoque y queso fresco, y la verdolaga con alcachofa tatemada, servida con pipián frío de pepita, ancas de rana fritas y queso Cotija. Los glotones pueden regocijarse con la torta de carnitas, hecha con bolillo horneado a la leña y acompañada de guacamole y escabeche.

Las entradas son ideales para compartir y probar más de la propuesta de Fernando, que también está a cargo del restaurante de cocina zapoteca Yuban.

En la parte de principales están platos como la trucha al carbón, con salsa verde y flor de rábano, y el pollo de rancho en salsa de cacao, cebolla tatemada, puré de papa y tupinambo. También está el chambarete de res, braseado en su caldo con adobo de chiles negros.

 Los postres son irresistibles. Está el llamado De los Reyes a Pátzcuaro, un bizcocho de caramelo quemado con streussel de zarzamora, espuma de jocoque y nieve de pasta. Para hacerle honor a Uruapan, hay un postre con el mismo nombre de esta ciudad que es un bizcocho de aceite de aguacate y macadamia, helado de aguacate, manzana verde y sopa fría de tomate.

 Además de la carta de vinos, Seneri ofrece una buena selección de coctelería con tragos como el Corazón tarasco, preparado con charanda, aguacate, puré de mango y jugo de naranja; o el Weekend in Morelia, una infusión de charanda con frutos rojos maduros y flores místicas, Chambord, jugo de toronja y jarabe. 

La decoración corre a cargo de la diseñadora Diana Quiroz, fresca, moderna y con marcados elementos michoacanos. Los pisos son de cerámica pintada a mano por artesanos de Michoacán y tiene un techo de tejamanil. 

 Seneri está en el primer piso del mercado Roma, calle Querétaro número 225, Colonia Roma, Ciudad de México.

*Periodista en gastronomía

Twitter: @marysolrueda

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.