Negroni es un acogedor lugar enclavado en Arcos Bosques, que está inspirado en la gastronomía rústica de los barrios florentinos de Italia.  Aquí, se pueden probar platos de la cocina tradicional italiana mientras se disfruta de un ambiente relajado.

A la entrada del lugar, de Grupo Hunan, se exhibe una mesa con una buena selección de antipasti para abrir el apetito y acompañarla del coctel insignia de la casa, que le da su nombre y el cual era el favorito del Conde Camillo Negroni. Son muy buenos y lo ideal es pedir un plato al centro para compartir.

El local fue diseñado por el despacho CUAIK Arquitectos y cuenta con una encantadora terraza y una sala interior de diseño cálido en la que luce una barra para quien sólo quiere tomar un aperitivo o picar algo.

Para empezar, hay carpaccios, mozzarella di bufala macerada en aceite de oliva extra virgen, berenjenas horneadas, calamares fritos, variadas ensaladas y sopas que salen de una cocina abierta que está a la vista de los comensales.

Las pastas son hechas en Negroni diariamente y entre ellas están las clásicas, como el fettuccine Alfredo y el spaghetti pomodoro, además de ravioli en salsa rosa, gnocchi viola al salmone, penne pomodoro con mozarella fresca, o papardelle con estofado de rabo de res con vino tinto, especias italianas y jitomate, pero la emblemática de la casa es la pasta alla ruota, que se prepara dentro de una rueda de queso parmesano junto a la mesa.

En el menú también hay pizzas, que son hechas en horno de leña, y van desde la tradicional Margarita hasta la Gamberi, que se sirve con camarones cocidos en vino espumoso, y un toque de ajo y perejil sobre queso mozzarella añejo y salsa de jitomate con crema.

Entre los risottos están el de hongos, setas y champiñones con aceite de trufa; el de alcachofa, el de camarones con calabaza, o el de queso taleggio con un toque de aceite de trufa.

En los platos fuertes, el obligado es el tradicional ossobuco al vino tinto y jitomate, que se sirve con polenta. Además, hay otros como Vitello a la milanese, que se acompaña de papa, limón y salsa puttanesca, o el salmone florentina, con timbal de papa y perejil, acompañado con espárragos a la plancha.

El restaurante cuenta con una cava de vinos, principalmente italianos, pero también ofrece etiquetas chilenas, mexicanas, españolas, argentinas y francesas. Además de proseccos, champagnes y espumosos.

Para cerrar la experiencia, unos profiteroles y un digestivo o un café expreso son una buena recomendación.

Negroni está en: Centro Comercial Arcos Bosques. Paseo de Tamarindos 90, Bosques de las Lomas.

 

*Periodista en gastronomía

Twitter @marysolrueda

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.