Una de las cosas más importantes que representa un factor esencial para alcanzar la  felicidad en el área laboral para cualquier empleado, es una buena relación con su jefe. Así que cuando usted esté buscando una nueva oportunidad de trabajo, tenga esto en cuenta y ponga mucha atención en cómo se siente usted desde la primera entrevista con el que podría ser su próximo jefe. ¿Siente que podría trabajar bien o no con esta persona?

betty-enciales

Por Betty Encinales*

Seguramente cuando llegue el momento de su entrevista, usted se encuentre más pendiente de cómo demostrar que es el candidato ideal para esta posición. Sin embargo, tenga en cuenta que esa entrevista también es su oportunidad  para saber si  en realidad quiere trabajar para esta persona. Deberá evaluar qué tipo de preguntas debe hacer  para entender que estilo el/ella maneja  y si existe algún tipo de alerta roja que debe tener en cuenta antes de aceptar este trabajo.

Las estadísticas indican que “la razón principal por la cual las personas dejan su trabajo son la discordia que existe entre una cultura empresarial, que no encaja con la del empleado, o también un jefe que los lleva a pegarse contra la pared y salir corriendo”, según dice John Lees en su libro “How to get a job you love ”. Es cierto que uno jamás podrá saber cómo será  la dinámica de trabajo con un nuevo jefe hasta que  esté trabajando con él, pero también es cierto que en el proceso de  entrevistas usted también debe hacer preguntas para conocer un poco más cómo esta persona trabaja y qué espera de usted como su empleado.

Los trabajos y jefes magníficos son difíciles de conseguir. A continuación encontrarán unos buenos consejos para identificar a un buen o un mal jefe.

Lo primero es tener claridad: ¿Qué  tipo de jefe es el que usted está buscando? ¿Prefiere un jefe que le de la independencia para trabajar autónomamente o  que sea un mentor para guiarlo? Esta clase de preguntas le pueden ayudar a establecer un criterio cuando esté en su entrevista y pueda evaluar correctamente al que podría ser potencialmente ser su próximo jefe.

Lo segundo es preparar unas buenas preguntas para entender qué tipo de jefe es. Una entrevista es un proceso de dos partes, tanto para el  empleador que identifica al mejor candidato y  para el candidato que  escoge a un buen empleador,  pero al mismo tiempo debe tener presente que cada pregunta debe hacerla sin que pueda ser mal interpretada, ni tampoco formular preguntas directas como “¿qué estilo de liderazgo tiene? Lo mejor es formular preguntas en las que su jefe potencial pueda visualizarlo haciendo el trabajo. Ejemplos de este tipo de preguntas serían: ¿podría aprender esto? ¿Qué espera de mí en los primeros 6 meses? ¿Cómo le gusta a usted que sus empleados trabajen?  Esto  creará un escenario mental sobre usted y su potencial jefe trabajando juntos.

Lo tercero que deberá planear, es la tarea de investigar con anterioridad la cultura de la empresa si es una cultura  formal o informal. Prepararse muy bien para la entrevista es un factor muy importante.  Lea la página web de la empresa, investigue la competencia, los productos, los servicios que ofrecen. También investigue sobre la  persona que  lo va a entrevistar, busque artículos qué ha escrito o publicado, información que pueda encontrar en Google Search, Linkedin, Twitter que pueda darle una indicación de su personalidad, sus relaciones profesionales e intereses.

Cuando en un equipo o en una empresa hay poca retención de personal y frecuentes cambios  de empleados, claramente hay una señal de existencia de problemas. Intente buscar a alguien que esté en ese equipo o que lo conozca, para saber qué tal es el trato con el personal. Puede indagar con esas personas sobre el funcionamiento y  manejo del equipo de trabajo. Es importante tener el punto de vista positivo o negativo de las personas que trabajan o han trabajado allí.

Si le dan la oferta de trabajo no dude  proponer si puede conocer a los que van a ser sus colegas. Hable con las personas que tienen el mismo jefe que usted va a tener y pregunte qué aspectos positivos encuentran y qué retos han tenido que afrontar. Todas las preguntas que haga dentro de lo que sea apropiado y pueda informarse de quién y cómo es su próximo jefe.

Lo último y al igual muy importante es: confíe en sus instintos. Algunas veces nos olvidamos de lo  que en realidad  estamos buscando en nuestro próximo trabajo y en nuestro próximo jefe por el afán de conseguir una nueva oportunidad. Es importante preguntarnos si existió buena química en la entrevista o no. ¿Es esta persona alguien con la que me gustaría trabajar? o ¿Es alguien con quien seguramente podría tener conversaciones difíciles?  Es realmente importante que confíe en sus instintos, a veces nuestra voz interior conoce claramente si existe o no una buena energía. Observe y reflexione sobre cómo es tratado en esa entrevista, la calidad de información que le den y  si respetan su tiempo y escucha lo que usted también tiene que decir.

*CEO Becruit Recruitment & Entrepreneur

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here