Si bien la participación de la mujer en el ámbito laboral ha aumentado en los últimos años, todavía no representa un peso fundamental en el desarrollo económico, porque, entre otras cosas, el ingreso que perciben  es más bajo que el de los hombres, aseguró Pedro Borda Hartmann, Director General de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh).

mujeres-trabajos-no-tradicionales

“México todavía tiene las tasas de participación femenina en el mercado laboral más bajas de la región latinoamericana y del mundo. Tenemos el cuarto lugar de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con menor participación laboral femenina y la brecha salarial de género alcanzó el 6 por ciento en el 2010”, comentó el directivo.

En un comunicado con motivo del Día Internacional de la Mujer, el directivo reconoció que la participación de las mujeres en la vida económica del país es incuestionable.

“Están presentes en los sectores más relevantes y, además, no podemos soslayar el universo de actividades adicionales que realizan en el hogar familiar. De hecho, de cada 100 hogares 25 están a cargo de una mujer, de acuerdo con el Censo General de Población y Vivienda 2010”, resaltó.

Borda Hartmann dijo que hay datos que no son tomados en cuenta en el diseño de las políticas organizacionales de género.

Por ejemplo, citó, el valor del trabajo no remunerado en las labores domésticas y de cuidados fue el equivalente a 20.5 por ciento del Producto Interno Bruto nacional en el año 2013 y los cálculos del INEGI indican que todas las actividades y cuidados sin compensación o sueldo de cada mujer de 12 años o más, tiene un valor equivalente a los 42 mil 500 pesos anuales, explicó.

Podría decirse que México ha mejorado su desempeño en el tema si revisamos el incremento en las tasas de participación laboral de las mujeres que pasaron del 22 por ciento en 1990 al 40 por ciento en el 2010, de acuerdo con los datos censales”, explicó Pedro Borda Hartmann, Director General de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos.

De acuerdo con las cifras más recientes difundidas por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), 66 por ciento de las mujeres son trabajadoras subordinadas y remuneradas. Otro 22 por ciento trabaja por su cuenta. Un 8 por ciento trabaja sin recibir remuneración y sólo el 2 por ciento son ejecutivas y el 2 por ciento son empleadoras.

 

Edgar Amigón Domínguez

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here