Álvaro Cepeda Neri*

 

HarrietI.- En el mundo de habla hispana era imposible encontrar siquiera uno de los nueve volúmenes que contienen las 25 novelas en inglés de la periodista Harriet Martineau (1908-1876); luchadora por los derechos de las mujeres que aprovechó el género de la novela para difundir teorías económicas con fines de reforma social. El caso es que (una mano amiga me ha proveído los dos primeros volúmenes, recién salidos del horno editorial), están en el mercado de España con rumbo a nuestro país: La vida en territorio salvaje. La colina y el valle y Ella de Garveloch. Alegrías y penas en Garveloch, con traducción de Miguel Ángel Galindo Martín; donde busca popularizar a David Ricardo, James Mill, Stuart Mill, Thomas Malthus, entre otros. En 1836 se tradujeron al español no más de cuatro de sus novelas, que han de estar en bibliotecas o librerías de viejo; narraciones con el manejo periodístico e ilustración de quien aborda las novedades de las políticas económicas para el rescate y beneficio de los pobres, y su ingreso a la pugna entre el socialismo y el capitalismo.

 

II.- La primera llamada de atención sobre ella me la hizo Monroe Berger, autor de: La novela y las ciencia sociales (Breviario 280 del FCE). Harriet Martineau “sentía devoción por las ciencias sociales… en dos series de novelas ejemplificaba los principios de la nueva ciencia de la económica política y en otra hablaba de las ventajas representadas por los cambios propuestos en las leyes sobre los pobres”. En el Diccionario de Literatura Penguin, sobre literatura anglosajona, aparece el ensayo de Angus Ross, de la Universidad de Sussex. Ella escribió su autobiografía, cuentos para niños y apoyó la reforma social. Pero destaca su dedicación al periodismo, donde enraizó sus creaciones, sus combativos escritos a favor de la educación y emancipación de las mujeres, y su apoyo a la impartición de la educación pública laica. La decisión de reeditar su obra es una aportación de gran valor cultural, que merecemos conocer en estos tiempos de crisis económica y lucha de las mujeres, para tener más armas racionales contra la violencia del hambre y la pobreza. Y vale, no la pena, sino la alegría ver que no han perdido la frescura de su literatura didáctica.

 

novela económicaIII.- Acerca de las aportaciones originales de esta escritora, Luis Perdices de Blas ha publicado una excelente exploración biográfica y una semblanza-reseña (El País: 8/III/14): “La publicación de sus 25 novelas económicas, entre 1832 y 1834, fue un éxito editorial tan sonado que sus reimpresiones alcanzaron los cinco mil ejemplares y se realizaron ediciones lujosas en piel. Entre sus más fervientes lectores destacaron poetas como Samuel T. Coleridge, científicos como Charles Darwin y economistas como Thomas R. Malthus, sin olvidar a la joven princesa y futura reina Victoria, cuya novela favorita parece que fue: Ella de Garveloch”. Ahora, como simples mortales debemos abrevar en las reflexiones de una mujer ilustrada y ocupada en los problemas sociales de una época, muy parecida a la nuestra. Que al observar la realidad social y económica, aseguraba “toda trama perfecta en la novela ha sido tomada en su conjunto de la vida real… lo único que puede hacerse es deducir la trama de la vida real, donde el trabajo es realizado por nosotros”.

 

Ficha bibliográfica:

Autora: Harriet Martineau

Títulos: La vida en territorio salvaje. La colina y el valle.

            Ella de Garveloch. Alegrías y penas en Garveloch.

Editorial: Ecobook.-2013

 

*Periodista

cepedaneri@prodigy.net.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here