Luis Videgaray, SHCP

El fraude de Oceanografía a Banamex es un caso relevante, pero aislado, que no pone en riesgo al sistema financiero mexicano, afirmó el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso.

El sistema financiero mexicano es uno de los más robustos en el mundo, por sus niveles de capitalización, por la calidad de sus controles legales, los niveles de liquidez, los niveles de reserva, y esto es un caso relevante, pero es aislado, que de ninguna manera pone en riesgo la estabilidad del sistema financiero, aseguró.

El secretario de Hacienda dijo que la defraudación a Banamex por parte de Oceanografía, por 400 millones de dólares, no pone en riesgo la capacidad del banco para hacer frente a las demandas de sus ahorradores, el banco está capitalizado.

Aseveró que no se trata de rescatar a una empresa particular, sino de proteger la operación de Petróleos Mexicanos (Pemex), las fuentes de trabajo y de lograr una solución ordenada al conflicto financiero que deriva de este fraude a un banco.

Existen otros bancos que son acreedores de la misma empresa, pero ninguno ha informado de alguna situación como la que se presentó en Banamex, indicó el funcionario al término de la presentación de la Plataforma de Transparencia de Proyectos de Inversión en Entidades Federativas y Municipios.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) estudia el caso, pero todavía no se está en condiciones de proporcionar información respecto a los resultados de este análisis, dijo Videgaray.

Agregó que el órgano regulador de las instituciones financieras investiga si hubo alguna falla en los controles o procedimientos inadecuados en Banamex que pudieran haber propiciado esta situación.

Videgaray insistió en que el gobierno está interviniendo en el caso Oceanografía para preservar y asegurar la debida operación de Pemex, para proteger las fuentes de empleo y para coadyuvar para generar condiciones ordenadas para la recuperación de los activos financieros de los diversos acreedores.

Refirió que la Secretaría de Hacienda, a través del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), cubrió los adeudos pendientes que tenía Oceanografía con los trabajadores y que estaban generando ya un conflicto no sólo operativo sino de carácter social.

Este 11 de marzo, el SAE inició el pago de adeudos pendientes por salarios a aproximadamente cinco mil trabajadores de la empresa asegurada por la Procuraduría General de la República (PGR) y se prevé concluir con los pagos esta misma semana, lo que requerirá fondos cercanos a 200 millones de pesos.

El pago de adeudos salariales rezagados se hará con fondos de la propia empresa, tanto de dinero disponible como de los ingresos que se vayan generando.

Respecto a si se harán públicos los contratos de Oceanografía con Pemex, Videgaray dijo que esa medida corresponde a la paraestatal y que el procedimiento de carácter penal, del cual forma parte la tarea encomendada a la Secretaría de Hacienda a través del SAE, lo decidirá la Procuraduría General de la República (PGR).

Mencionó que algunas entidades del sector público han iniciado investigaciones y han encontrado irregularidades con respecto a Oceanografía, como es el caso del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (Infonavit) y que otras entidades del sector público como del privado, que han tenido contacto o relación económica con Oceanografía, están realizando las investigaciones conducentes, incluido el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Dijo que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), que se dedica a prevenir, detectar y combatir los delitos de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, también coadyuva con la PGR en sus investigaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here