Carlos Serrano BBVA Research

La economía de México podría crecer 3.4 por ciento como resultado de una mayor demanda externa debido a la recuperación de Estados Unidos, el incremento del gasto público, sobre todo en infraestructura, y una mejora en la demanda interna, de acuerdo con estimaciones del BBVA Bancomer.

Carlos Serrano Herrera, economista en jefe de BBVA Bancomer, indicó en conferencia de prensa que el crecimiento estimado para este año no considera las reformas estructurales aprobadas, ya que los beneficios de éstas se verán reflejados a mediano plazo y sus efectos serán permanentes.

Precisó que la demanda externa impulsa las manufacturas mexicanas, debido sobre todo al crecimiento de la producción industrial de Estados Unidos que alcanzó 3 por ciento anual a finales de 2013 y que se prevé continuará su marcha ascendente. Se espera que Estados Unidos pasará de crecer de 1.8 por ciento en 2013 a 2.5 por ciento en 2014.

Además, el gasto público se aceleró en los últimos meses del año pasado (más de 8.4 por ciento) principalmente en infraestructura, tras los daños provocados por los fenómenos naturales en carreteras y viviendas. Se estima que continuarán las inversiones públicas en este sector para continuar con la reconstrucción y la creación de obras nuevas que ya están previstas, lo que detonará la generación de empleos y por consiguiente el consumo interno, afirmó Serrano.

De acuerdo con el estudio Situación México, que presentaron los economistas del BBVA Bancomer, se prevé que el sector público pasará de tener un déficit de alrededor de 0.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2013 a 1.5 por ciento este año. Se espera que este déficit ayude a incrementar el gasto en infraestructura y seguridad social.

Serrano explicó que, debido a los cambios fiscales, la inflación anual de enero se ubicó en 4.48 por ciento por el incremento en el precio de los productos afectados por los nuevos impuestos, sin embargo no se observa un aumento generalizado en el resto de los precios y no se esperan efectos de segundo orden, sino que estos serán transitorios y tenderán a la estabilización.

Por ello, se estima una inflación entre 3.5 y 4.5 por ciento este 2014 y una vez que se disipe el efecto que presionó el alza de los precios la inflación será menor a 4 por ciento en marzo de 2015.

Debido a la confianza que existe en el país, se estima que la Inversión Extranjera Directa alcance los 35 mil millones de dólares este año.

Además de que México está mejor posicionado que los países del bloque BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), debido a que tiene una menor deuda pública, tasas de inflación más bajas, fortaleza externa y del sistema bancario, reservas elevadas y línea de crédito avalada por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here