Vivienda2Demandada en tribunales de México y Estados Unidos, la desarrolladora de vivienda Urbi negocia con sus acreedores y proveedores el pago de sus vencimientos de corto y mediano plazo.

En medio de la incertidumbre que dejó para bancos y calificadoras el anuncio de una nueva política sectorial para el sector vivienda que privilegiará el desarrollo de complejos habitacionales sustentables, Urbi – una de las estrellas de la industria hipotecaria, ha dejado de generar el flujo de efectivo necesario para cumplir con sus compromisos financieros y comerciales.

El jueves 9 de mayo pasado, el banco de origen alemán, Deutsche Bank, informó al mercado de valores que demandó a la empresa mexicana luego del incumplimiento en el pago de diversas obligaciones crediticias.

Junto con otras emisoras del mercado de valores como GEO y Homex, Urbi enfrenta desde el año pasado un cambio en las políticas de financiamiento para el sector hipotecario que incluyeron modificaciones en las políticas del organismo tripartita para el financiamiento de la vivienda de los trabajadores, INFONAVIT, pero también el financiamiento a través de la banca de segundo piso como la Sociedad Hipotecaria Federal.

En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, a través del sistema Emisnet, Urbi confirmó que Deutsche Bank presentó ante cortes estadounidenses una demanda para exigir el pago de 61 millones de dólares, más costas y gastos legales, generados por ciertos contratos de créditos y de transacciones con derivados.

En México, las demandas contra Urbi fueron presentadas por Banco del Bajío y se reclama el pago de 75 millones de pesos más costas.

Hace apenas unos días, el pasado 7 de mayo, Urbi recibió la noticia de que la agencia calificadora Moody´s Investors Service había ajustado las calificaciones de su programa de Certificados Bursátiles con vencimiento en 2014 y deuda senior quirografaria en escala nacional a ‘Ca.mx’, de ‘Caa2.mx’, así como su calificación de familia corporativa y deuda senior quirografaria en escala global, moneda extranjera a ‘Ca’ de ‘Caa2’. Estas calificaciones permanecen en revisión a la baja.

Urbi también anunció que Fitch Ratings (“Fitch”) ajustó sus calificaciones de familia corporativa de ‘C’ a ‘RD’ en escala global y escala nacional, así como la calificación de su programa de Certificados Bursátiles con vencimiento en 2014 de ‘C(mex)’ a ‘D(mex)’. Asimismo, Fitch confirmó las calificaciones de sus bonos denominados en dólares en ‘C’.

Las firmas Barclay´s y Creditt Suisse también demandaron a Urbi por el incumplimiento de compromisos en transacciones con derivados. En su reporte al primer trimestre del año, Urbi informó que mantenía posiciones en instrumentos financieros derivados por al menos 1,598 millones de pesos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here