PesosUn tipo de cambio libre que absorbe choques externos de corto plazo y distintas medidas prudenciales le dan estabilidad a la economía mexicana, afirmó el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso.

México tiene una economía estable y una perspectiva alentadora de los cambios que pueden ocurrir y que pueden acelerar la perspectiva de crecimiento en el país, aseveró el funcionario.

Dijo que México tiene una política monetaria responsable, que le da prestigio en los mercados internacionales construida a partir de la autonomía del Banco de México. Además de un sistema financiero sano y sólido, bancos bien capitalizados.

“En general nuestro nivel de reservas, el hecho de que tenemos una línea de crédito flexible con el Fondo Monetario Internacional; un tipo de cambio libre que absorbe choques externos de corto plazo y distintas medidas prudenciales, en conjunto le dan una estabilidad muy importante a la economía mexicana”, indicó Videgaray durante su participación en la VIII Cumbre Financiera Mexicana, organizada por Latin Finance.

El secretario de Hacienda informó que México realizó este 9 de abril una colocación de bonos en euros por un monto total de 1,600 millones de euros a un plazo de 10 años, lo que representa la transacción de mayor monto llevada a cabo en este mercado.

“Hacía casi tres años, desde el verano de 2010, que el soberano mexicano no acudía al mercado en euros”, preciso.

Rezagos en productividad  

Al comparar el crecimiento de México con Chile, Irlanda y Corea, el funcionario destacó el bajo crecimiento de la economía mexicana que atribuyó a los bajos niveles de productividad.

En las últimas tres décadas, medidas de 1981 a 2011, Chile creció 4.9 por ciento en promedio al año, Irlanda al 4.2 por ciento y Corea al 6.2 por ciento, mientras que México creció en ese periodo apenas al 2.4 por ciento.

Durante el mismo periodo, en Chile, la tasa de crecimiento anual de la productividad fue del 1.1 por ciento, en Irlanda del 1.9 por ciento y en Corea fue de 2.4 por ciento. En los últimos 30 años, la tasa de crecimiento promedio anual de la productividad en México ha sido negativa -0.7 por ciento.

Explicó que entre 1950 y hasta mediados de la década de los 70, incluso hasta 1980, México registró un crecimiento sostenido de la  productividad. Sin embargo, al entrar a la década de los 80, la productividad total de los factores no ha vuelto a crecer.

El secretario de Hacienda dijo: ”lo que permite elevar de manera sostenida el nivel de vida de una población es la productividad. La única forma de lograr que la gente gane más por su trabajo, de elevar los salarios reales, es elevando la productividad. Aquí los mexicanos hemos cometido una falta importante. Algo le está pasando a nuestra economía que no está creciendo”.

Entre los factores que consideró permitirán elevar la productividad están las reformas que impulsa el actual gobierno, entre ellas la educativa, la de energía, la de telecomunicaciones, que permitirá impulsar la competencia, la cual según el Foro Económico Mundial, México es una de las economías con menos nivel de competencia, al ocupar el lugar 121.

Señaló que el bajo nivel de competencia “tiene un costo directo en el bolsillo de los mexicanos, porque encarece los bienes y servicios. Pero también nos cuesta en materia de innovación y de productividad, porque sin duda es la competencia lo que incentiva a las empresas a invertir, a innovar, en volverse más productivas”.

Además, Videgaray precisó que una reforma hacendaria permitirá fortalecer la capacidad financiera del Estado mexicano, es decir, a los gobiernos federal, de los estados y de los municipios; así como cumplir con las obligaciones en materia de infraestructura, de salud pública, de educación pública, pero también para tener una estructura más simple que permita combatir la informalidad en todos los ámbitos.

Dijo que para mantener un sistema bancario fortalecido y capitalizado, también se promueve una reforma financiera con el propósito de que la banca preste más y el crédito sea más barato, se incremente el financiamiento a las Pymes y se fortalezca la banca de desarrollo.

“Se cambiará el marco legal para que la banca comercial y las instituciones de crédito presten más y más barato y, ojo, incluyendo una revisión de la ejecución de garantías respetando íntegramente los derechos de todos los acreditados actuales, así como reducir el costo de los servicios financieros”, puntualizó.

ppc