En México, uno de cada cuatro hogares y dos de cada 10 empresas cuentan con una computadora. Asimismo, cinco de cada 10 mexicanos tienen acceso a la red. Aunque hemos tenido avances en los últimos años, estos datos son preocupantes pues nos indican que aún la mitad de la población no tiene acceso a los beneficios de las tecnologías de la información. Hoy, quien no tiene acceso al mundo digital está limitado en sus posibilidades de desarrollo, crecimiento y calidad de vida.

Brecha digital DC

Al analizar la situación de las mujeres en su acceso al mundo digital vemos que el rezago es aún mayor. Recientemente, Intel Corporation, en colaboración con ONU Mujeres, el Departamento de Estado de Estados Unidos y World Pulse, elaboró el reporte Las mujeres y la Web que analiza los casos de Egipto, India, México y Uganda. El reporte revela que en México 38 por ciento de hombres y 34 por ciento de mujeres cuentan con acceso a la red, y en áreas rurales la proporción de mujeres se reduce a sólo 22 por ciento.

¿Cómo incrementar el acceso de todos a los medios digitales para promover el crecimiento y al mismo tiempo reducir la brecha de género en dicho acceso?

Aunque hay muchos factores que es preciso atender, sin duda, hay dos que podrían ser clave para reducir esta brecha: por un lado, el acceso a la tecnología y por el otro, la alfabetización digital.

En lo que se refiere al acceso, uno de los principales obstáculos está en el elevado costo de la conexión a la red y su aún escasa penetración. Según el reporte 2012 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sobre telecomunicaciones en México, la pérdida anual promedio de bienestar del consumidor entre 2005 y 2009 fue 4,988 millones de dólares (PPP) en promedio anual.  Entre los países miembros de la OCDE, el servicio de conexión en México es uno de los más caros y es el último en velocidad promedio de interconexión a banda ancha. Para resolver esta pobre infraestructura es preciso desarrollar políticas públicas que busquen atacar de manera deliberada este rezago, promover infraestructura de punta y crear condiciones de competencia para permitir la entrada de más actores que brinden mejores servicios.

Aunque una buena infraestructura y una rápida conexión son indispensables, éstas no bastan; es preciso impulsar la educación digital en todos los sectores de la población para permitirles aprovechar opciones de información, comunicación, contenidos. Un paso es modificar modelos educativos para que los usuarios puedan utilizar las herramientas y aprovechen su potencial. En México se han llevado a cabo  esfuerzos a nivel gobierno como la Enciclomedia o el Programa de Habilidades Digitales. Empresas del sector como Telmex o Microsoft han entendido que es vital promover la alfabetización digital. Sin embargo, el rezago persiste pues aún no hemos podido desarrollar una agenda digital integral.

Entre las acciones que el reporte Las mujeres y la Web recomienda para cerrar la brecha digital están facilitar el acceso online en medios móviles, promover la alfabetización digital y permitir el contenido gratuito. Asimismo, sugiere mayor inversión para llevar tecnología y capacitación a zonas rurales de bajos ingresos, inclusión de programas de capacitación tecnológica como parte de políticas dirigidas a impulsar a mujeres y niñas, y mayor inversión en educación para niñas. También propone incrementar la inclusión y divulgación de contenido informativo de interés para mujeres en el internet y la creación de comunidades de mujeres online.

Este tipo de reportes nos ofrece un diagnóstico de la situación de las mujeres en México en su acceso al mundo digital y nos ofrece recomendaciones valiosas. Es hora de darle prioridad al tema. La implementación de las políticas y programas para reducir la brecha digital deben ir a la velocidad del ciberespacio; la tecnología no espera.

***El costo en el bienestar del consumidor se calculó sumando el cargo excesivo a los consumidores actuales (USD 918 millones PPP) y la pérdida derivada de las subscripciones no obtenidas debido al elevado costo (USD 4070 millones PPP).  OCDE, Estudio de la OCDE sobre políticas y regulación de telecomunicaciones en México (París, OECD, 2012), pág. 20.

*Luz María de la Mora es directora del Programa WEConnect International en México

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here