Lo que me cuesta dinero es la parte que suele quedar oscura para quien tiene un negocio, sin embargo siempre se asume que si se conoce. Lo que yo asumo en mi negocio son las cosas que mayormente no veo, así que una de las pregunta para tener éxito es  ¿qué es lo que no estoy viendo?, ¿qué estoy asumiendo en este momento? , ¿de  que no estoy consciente y provoca lo que veo? Estás cosas que no veo, son realmente dañinas por el impacto que tienen en el momentum de la ejecución de mi negocio.

Coaching

Entonces, ¿cuáles son las consecuencias de las cosas que asumo?, y ¿cómo minimizar este impacto?, verás, las consecuencias pueden ser muchas y muy variadas, puedo citar algunos ejemplos como puede  ser que en este momento estés haciendo una buena cantidad de dinero, pero esta cantidad no es en una base regular, es decir, habrá meses que te va bien, tal vez 2 ó 3, y luego vienen meses bajos, es decir, no hay una continuidad, o puede ser que ahora que comenzó el año estés fijándote una meta financiera a alcanzar, pero al paso de los días sientes que no vas a la velocidad adecuada que requieres para lograrlo, ¿te suena familiar?

Entonces, ¿cuál es la mejor manera de minimizar estos temas?, ¿cuál es la forma de ver aquello que no ves?, creo que la mejor respuesta a eso, es tener y darte el tiempo de pensar y darte el tiempo de medir. Desde mi punto de vista esta es la mejor forma en como un empresario puede apalancarse realmente. ¿Qué es apalancarse?, es lograr más con menos esfuerzo o dividir para multiplicar, no solamente desde el punto de vista financiero a través de recibir dinero de un tercero, sino a través de tu gente, de la tecnología, de los sistemas, etc., sin embargo todos estas formas  no reemplazarán nunca el pensar del dueño de la empresa y el conocer los números que provocan los resultados que tengo. El apalancamiento es la diferencia real entre un negocio pequeño y uno grande, las grandes empresas utilizan efectivamente apalancamiento, así que si aún no lo eres o ya estás compitiendo en las grandes ligas, recuerda que una de las mejores formas de apalancamiento es conociendo qué, cómo y cuándo medir, ya que ésta es la única forma de saber si lo que estoy haciendo está realmente produciendo los resultados que espero.

Es importante que no sobre-midas y caigas en una especie de parálisis, pero sí que identifiques los Indicadores Claves de Desempeño (ICD) y los  Indicadores de Control Críticos (ICC) de tus áreas principales, ¿cuál es la diferencia?, un ICD es la consecuencia y un ICC es la causa y está bajo el control de las personas, por ejemplo, un ICD, es el saldo en tus cuentas por cobrar, o tus ventas totales, son la consecuencia y los ICC son los indicadores , por ejemplo, número de propuestas o cotizaciones enviadas por cada persona o número de ventas diarias a crédito, estás 2 últimas normalmente son controlables, por ejemplo tu colesterol, presión, peso es la consecuencia son tus ICD, mientras que las horas de ejercicio diario, y/o calorías ingeridas diariamente son tus ICC.

Recuerda  que entre las funciones principales de la alta gerencia de la empresa, están el incremento del valor de la empresa a través del crecimiento de las utilidades, su predicción  y estabilidad del negocio, y la mejor forma de asegurar dicha estabilidad  es a través de la medición, lo que se mide es lo que se controla y lo que se controla es lo único que podemos mejorar de identificar, corregir y mejorar de forma sostenible las actividades que producen los resultados.

* Ingeniero. Coach. Director de Business Coach Firm

arturochavez@bcfmexico.com,

 www.bcfmexico.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here