BBVA Bancomex
BBVA Bancomer

La implementación de una reforma energética y una fiscal que promuevan la inversión y formalización del mercado laboral podría aumentar el Producto Interno Bruto (PIB) potencial en alrededor de 0.9 puntos porcentuales, situándolo en alrededor de 3.7 por ciento, de acuerdo con estimaciones del BBVA Research.

El informe “Situación México” del BBVA Research pronostica que la inflación se mantendrá debajo de 4.0 por ciento todo el 2013, debido a que no se anticipan repuntes abruptos en los precios de los servicios, no se prevé contagio de choques de oferta al resto de productos, y a que el peso se mantiene anclado.

La institución señala que el escenario económico global ha mejorado en el último trimestre por la continua caída de las tensiones financieras globales, particularmente en Europa y por el acuerdo para evitar el “abismo fiscal” en Estados Unidos.

Prevé que el crecimiento mundial repuntará desde el 3.2 por ciento en 2012 hasta el 3.6 por ciento en 2013 y el 4.1 por ciento en 2014, por lo que las probabilidades de que se presente una crisis sistémica global, han bajado de forma considerable.

Sin embargo, el BBVA considera que la continuidad de la recuperación necesita de la implementación de políticas apropiadas en Estados Unidos, donde se debe ir más allá de amortiguar transitoriamente subidas inminentes de impuestos y evitar la incertidumbre sobre el pago de la deuda y el reparto de la carga de la consolidación fiscal. Además se debe trabajar en un rediseño completo de la política fiscal, de manera que se logren trayectorias sostenibles de deuda y déficit en el mediano plazo.

En el área del euro estima necesario seguir los avances en la gobernabilidad, en particular en lo relativo a la unión bancaria.

Señala que a pesar del difícil entorno global, México ha mantenido su política de estabilidad fiscal y su compromiso de inflación hacia el objetivo del 3 por ciento, lo que ha contribuido a que los mercados financieros mantengan una percepción baja de riesgo país, la cual podría venir acompañada de una mejora en la calificación crediticia de concretarse reformas estructurales que promuevan el crecimiento y fortalezcan las finanzas públicas.

Ante la posibilidad de una reforma energética, que promueva un aumento en la inversión en el sector, y una reforma fiscal, que promueva la formalización de la economía y la generalización de la seguridad social a toda la población, se estima el PIB potencial en alrededor de 0.9 puntos porcentuales, situándolo en alrededor de 3.7 por ciento.

El BBVA apunta que en los mercados financieros, la abundante liquidez global, en un ambiente de estabilidad económica y perspectiva de reformas, aunado a un sistema bancario solvente, ha contribuido a un aumento sin precedente de flujos de inversión extranjera en renta fija. Puso como ejemplo que en diciembre pasado entraron flujos a Cetes por un monto máximo histórico de ocho mil millones de dólares.

El tipo de cambio también se ve favorecido por este entorno, apreciándose alrededor de 8 por ciento en 2012 y se espera que la apreciación se mantenga durante 2013 en respuesta al ambiente de crecimiento, la estabilidad de la economía mexicana, y la permanencia de la liquidez global por un período prolongado.

Además, la posibilidad de reformas estructurales en la segunda parte del año pudiera apoyar aún más al tipo de cambio, y éste cerrar el año en alrededor de 12.3 pesos por dólar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here