FinanzasFortuna medianoUn análisis sobre Brasil elaborado por BofA Merrill Lynch Global Research estima que la nación sudamericana creció 1% en 2012 y mantiene su pronóstico un PIB en 2013 de 3.6%; la inflación para este año la estima en 5.6% anual, por lo que pone atención en la estimación de que las tasas locales se muevan hacia arriba.

Perspectiva Macro. Estimamos que el ritmo de la actividad económica en el cuarto trimestre 2012 haya sido estable, actualizando nuestras proyecciones tras la publicación del índice de la producción industrial de noviembre y otros indicadores coincidentes de diciembre. Prevemos un crecimiento trimestral ajustado por estacionalidad cercano al 0.7% para el cuarto trimestre 2012, lo cual resulta en una tasa de crecimiento anual del 1% para 2012. Se mantiene el pronóstico de crecimiento de 3.6% para 2013.

Principales riesgos. Los impulsos estacionales y una inminente serie de incrementos de precios agregaron presión a las expectativas inflacionarias en enero, mientras que los riesgos del racionamiento de energía por la falta de lluvia podrían hacer que los precios de los energéticos se recorten menos de lo esperado. Con lo anterior en mente, el economista en jefe para Brasil David Beker prevé que el IPCA se mantenga muy por encima del centro de la meta, cerrando 2013 a 5.6% interanual.

Estrategia. La decisión de mantener sin cambios la tasa Selic no evitó una liquidación y un empinamiento de la curva local de rendimientos. Un mejor contexto externo, la tendencia al alza de la inflación local y un banco central que pretende mantener sus tasas oficiales en pausa por mucho tiempo, podrían haber empujado las tasas locales hacia arriba. Específicamente, para David Beker el flattener de DI Enero’14x’15 parece particularmente atractivo.

Señales de un débil crecimiento en el cuarto trimestre 2012

Beker estima que el ritmo de la actividad económica en el cuarto trimestre 2012 haya sido estable, actualizando nuestras proyecciones tras la publicación del índice de la producción industrial de noviembre y otros indicadores coincidentes de diciembre.

Por lo que prevé un crecimiento trimestral ajustado por estacionalidad cercano a 0.7% para el cuarto trimestre 2012, lo cual resulta en una tasa de crecimiento anual de 1% para 2012. Tras el decepcionante crecimiento registrado en el tercer trimestre 2012, los pronósticos de los analistas para el cuarto trimestre han variado mucho, yendo desde 0.2% hasta 1%.

Nuestra cifra de la actividad económica para el cuarto trimestre 2012 está basada en el estancamiento de la producción industrial, donde se estima una contracción trimestral de 0.5% y las débiles ventas minoristas, mismas que esperamos crezcan por encima del 1.5% trimestral, dice David Beker.

Nuestro pronóstico incorpora tendencias y condiciones monetarias actuales, así como otros indicadores adelantados. Entre estos últimos, se incluye la producción de cartón corrugado y los flujos de vehículos pesados, que tienden a reflejar el comportamiento de insumos cruciales para la producción, agrega el analista.

En el cuarto trimestre 2012 estos indicadores se contrajeron 0.54% trimestral y 1.05% trimestral, respectivamente, después de los incrementos de 2.7% trimestral y 2.9% trimestral que lograron en el tercer trimestre. Los indicadores de ventas minoristas han dado señales de un crecimiento ligeramente más fuerte y, en parte, nuestros resultados reflejan eso.

Ahora estimamos una tasa de crecimiento del 0.7% trimestral para el cuarto trimestre 2012, tras la recuperación de 0.6% trimestral del periodo anterior, esto implica una tasa anual de crecimiento de 1% para 2012, en línea con las expectativas del mercado, por lo que mantenemos nuestro pronóstico de crecimiento de 3.6% para 2013, señala Beker.

Lento descenso del IPCA en 2013

Tras cerrar 2012 con un avance interanual de 5.8% (superior al centro de la meta de 4.5% interanual), el IPCA está de nuevo en el centro de las discusiones. Las expectativas inflacionarias empezaron a acelerar en el margen y en el comunicado de la reunión más reciente del Copom, el Banco Central de Brasil reconoció que la presión inflacionaria era más alta de lo que se esperaba.

Para 2013, anticipamos algunas presiones al alza en forma de aumentos de impuestos (mismos que el gobierno pospondrá, buscando anclar las expectativas inflacionarias) y el ya esperado incremento en el precio de la gasolina. Un menor costo de la electricidad es la principal presión a la baja, agrega.

El reporte de inflación de diciembre del IBGE reveló un IPCA alto para el año, presionado principalmente por la inflación de los servicios; la inflación general avanzó 0.79% mensual (vs el 0.60% mensual de noviembre), en el techo de los pronósticos del mercado. Interanualmente, el índice IPCA incrementó por séptimo mes consecutivo, terminando 2012 a 5.84%, contra 6.50% de 2011. La inflación de los servicios avanzó 0.98% mensual (contra el anterior 0.82%), cerrando 2012 con un incremento de 8.74% interanual (vs el 9.01% de 2011). Los resultados de la inflación subyacente también se aceleraron en el corto plazo, pero acabaron 2012 por debajo de los niveles de 2011.

Más allá de los esfuerzos del gobierno para posponer el calendario de aumento de precios, las expectativas inflacionarias parecen haber absorbido ya su impacto, registrando un incremento en las últimas semanas.

Sin embargo, David Beker anticipa que los incrementos de precios sean más moderados en lo subsecuente, tras el recorte al precio de la electricidad en febrero; prevemos un ligero descenso para la inflación general de 2013 a 5.6% interanual, contra el 5.8% interanual de 2012; sin embargo, los riesgos permanecen al alza dado el esperado repunte de la actividad económica.

La tasa Selic estable a lo largo de 2013

En otra decisión unánime, el Banco Central Brasileño mantuvo la tasa de referencia Selic sin cambios a 7.25% en enero, en línea con nuestras predicciones y las del mercado. La decisión demuestra que la junta está cómoda con las actuales condiciones monetarias acomodaticias.

El comunicado enfatizó el equilibrio entre una mayor presión inflacionaria y una recuperación más débil de lo que se esperaba, y tuvo un tono similar al de las declaraciones de las dos reuniones anteriores. Por un lado, la junta dijo que el crecimiento está peor, a la vez que señaló que la inflación está peor.

Sin embargo, el mensaje repetitivo acerca de reforzar la estabilidad de las condiciones monetarias por un periodo prolongado, apoya nuestra perspectiva de una tasa Selic estable hasta principios de 2014.

Además, la eliminación de las palabras “incluso de una manera no lineal”, al referirse a la tendencia de la inflación, acentúa el pronóstico del Banco Central Brasileño de que la inflación descenderá de ahora en adelante, aunque los choques externos podrían desviar el camino de la inflación temporalmente.

Estima Beker que la decisión unánime, en un ambiente de indicadores de actividad decepcionantes y mayores presiones inflacionarias, anuncia un periodo prolongado de condiciones monetarias estables.

En nuestra opinión, los riesgos de una débil recuperación son compensados por mayores presiones inflacionarias, reduciendo la probabilidad de recortes adicionales; por otra parte, no anticipamos que lleguen los eventuales aumentos de tasas, sino hasta que la recuperación haya tomado un camino estable, añade Beker.

Dada la fragilidad de la recuperación hasta ahora y las señales mixtas de los indicadores adelantados, prevé el analista que las tasas permanezcan como están hasta principios de 2014 y que haya incrementos graduales hasta llegar a 150 puntos base después de eso.

Flattener de Ene´14- Ene´15 por el carry

La decisión de mantener sin cambios la tasa Selic no evitó una liquidación y un empinamiento de la curva local de rendimientos; un mejor contexto externo, la tendencia al alza de la inflación local, y un banco central que pretende mantener sus tasas oficiales en pausa por mucho tiempo, podrían haber empujado las tasas locales hacia arriba.

La pendiente de DI Ene´14xEne´15 nos parece especialmente atractiva. En opinión de David Beker, el flattener de duración neutra Ene´14xEne´15 es la estrategia más atractiva desde una perspectiva de riesgo/beneficio, dado el alto carry (en relación al sector de Ene´15xEne´16) y la baja volatilidad (en relación a una posición larga de FRAs). Los plazos mayores están más expuestos a picos inflacionarios.

En el mercado cambiario, a David Beker le sigue gustando el double no-touch 1.85-2.15 de USD/BRL a 9 meses, pues el Banco Central Brasileño ha estado comunicando una inconformidad cada vez mayor con el actual nivel inflacionario y las perspectivas de crecimiento.

Como consecuencia, anticipa que la intervención continúe por encima de 2.10 y por debajo de 1.95. También nos gustaría aprovechar la búsqueda de rendimientos y el bajo crecimiento, mientras seguimos protegidos de la inflación en Brasil manteniendo nuestra recomendación de bonos a 10 años vinculados a la inflación, por medio de posiciones largas de NTN-B 2022.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here