Banxico2Tras alcanzar un máximo intradía de 12.80 unidades por dólar la semana anterior, el peso mexicano reinició una nueva trayectoria de apreciación acercándose a los mínimos recientes en 12.60, gracias a la entrada de inversiones al mercado de deuda mexicano, que parece haber dejado de lado el potencial de una baja en la tasa de referencia local, considera Ariadna García Vega.

La analista de Saxo Bank señala que a principios de la semana se observó una continua entrada de flujos externos el mercado de dinero en México, ya que para los inversionistas extranjeros los rendimientos aún son atractivos, por lo que se anticipa que el rango de operación del USD/MXN se mantendrá en el corto plazo en los 12.60 y 12.80.

En este momento no parece haber un consenso sobre cuando el Banco de México (Banxico) optará por bajar la tasa de referencia, actualmente en 4.5%, a diferencia de hace una semana cuando la mayor parte de las apuestas se inclinaban a que la rebaja se produciría el próximo 8 de marzo, recordó García.

Lo que es evidente, agrega García es que a pesar de las minutas (de la decisión de política monetaria del 18 de enero pasado) que se dieron a conocer el pasado viernes varios miembros de la Junta de Gobierno mostraron su intención de realizar un recorte en los tipos, el peso continúa al alza.

Esta reacción, a decir de los expertos, no solo estuvo apoyada por el optimismo externo sino también por los limitados comentarios sobre el efecto restrictivo de la apreciación real del MXN en las condiciones monetarias, en contraste con la ocasión previa en la que el mercado descontó una baja (18 de enero). Lo anterior, hace que la decisión de una reducción no sea contundente y unánime, indica la analista del banco electrónico.

Bajo este contexto, y a diferencia de otros especialistas, en Invex esperan que durante el resto del primer trimestre el movimiento de baja que advirtió Banxico no se lleve a cabo.

Ante la falta de claridad sobre la próxima acción de política monetaria en México, los especialistas recomiendan explorar oportunidades en otras divisas, más allá del dólar, en las que podría existir valor, pues lo más seguro es que veamos al peso mantenerse este rango, que ya ha perdurado durante varias semanas, entre los 12.60 y 12.80 dólares.

En el mediano y largo plazo las posibilidades de apreciaciones parecen más probables, llegando en la visión más positiva a los 12.40 para cierre de año.

En la última encuesta de expectativas de los especialistas en economía del sector privado realizada por el Banxico los participantes mejoraron sus expectativas para la moneda mexicana para finalizar diciembre 2013 de 12.69 del sondeo anterior a 12.64 dólares como media, mientras que la mediana pasó de 12.77 a 12.60

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here