Estima BofA que PIB de México crezca menos de 3%

Tiempo de lectura aprox: 4 minutos, 51 segundos

Billetes3México crecerá menos de 3% este año y considera que serán aprobadas las reformas energética y fiscal en el segundo semestre, según estimaciones de BofA Merrill Lynch Global Research elaboradas en este segundo mes, sin embargo para el banco, el principal riesgo está en los efectos de los debates fiscales en Estados Unidos.

En la perspectiva macro, el análisis elaborado por Carlos Capistrán, prevé que las reformas fiscal y energética sean debatidas y aprobadas en la segunda mitad del presente año. Estima que el crecimiento del PIB sea de 2.8% para 2013, con mayor fortaleza en la segunda que en la primera mitad del año.

Para el banco estadounidense la inflación del país estará por debajo de 4% durante el año y cerrará en 3.8%, debido a la continuación de la actual política de precios en la gasolina y la baja inflación de los servicios. La potencial reforma fiscal podría añadir entre 100-200 puntos base a la inflación en 2014 y que el Banco de México se mantenga en pausa durante el año.

Los principales riesgos los ubica en que las discusiones fiscales que faltan en Estados Unidos afecten a la actividad; que haya impasse político o que las reformas decepcionen en México y, finalmente que el Banxico recorte sus tasas en la primera mitad de 2013.

Por ello, Carlos Capistrán, economista en jefe para México del banco, sugiere para las estrategias, que en el mercado de divisas, se considere que el peso mexicano continuará apreciándose en el mediano plazo. Recomienda posiciones cortas para CAD/MXN y largas de MXN/CLP, para minimizar la exposición a los factores de riesgo de Estados Unidos y crecimiento global.

En renta fija, recomienda posiciones largas en bonos de corto plazo ligados a la inflación (Udibono 2014), pues estimamos que los breakevens de inflación a dos años se encuentran demasiado bajos al 3.2% y existen significativos riesgos al alza para la inflación de 2014, provenientes de una reforma fiscal que podría ampliar y/o incrementar el impuesto al valor agregado.

Reformas en primera plana a lo largo del primer semestre

Anticipamos que las reformas clave —la fiscal y la energética— sean discutidas y aprobadas en la segunda mitad del año, probablemente durante la siguiente sesión ordinaria del Congreso, en septiembre, dice Capistrán.

En el corto plazo, prevemos que las reformas comiencen a acaparar los encabezados de prensa, a la vez que arranca la sesión ordinaria del Congreso. De acuerdo con la agenda establecida en el Pacto por México, algunas reformas serán discutidas en la primera mitad del año.

Por ejemplo, prevemos que los políticos se concentren en una reforma que aborde los niveles de la deuda y las finanzas públicas locales, en forma de una ley de responsabilidad fiscal para los estados y municipios; una reforma de telecomunicaciones que impulse la competencia, a través de una licitación para dos nuevas cadenas nacionales de televisión; una reforma bancaria que reduzca los costos de los servicios financieros e incremente el crédito de la banca comercial y de desarrollo; y una nueva ley de explotación minera que haga una revisión al esquema de concesiones y regalías federales ligadas a la producción minera, agregó Capistrán.

En este sentido, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, ha estado promoviendo reformas que incrementarían el potencial de crecimiento del PIB y acelerarían la productividad.

Baja actividad por débiles condiciones externas

Recientemente ajustamos nuestra cifra del PIB 2012 a 3.9% de 3.7%. Sin embargo, seguimos proyectando que el crecimiento en 2013 sea de 2.8%, pues la incertidumbre fiscal y política en Estados Unidos continuará, y se prevé que aquella economía sea golpeada por un choque fiscal significativo. Anticipamos que la actividad, fuera de la agricultura, se modere durante el año, reflejando las débiles condiciones externas, añadió Capistrán.

Las exportaciones automotrices estuvieron bajas en diciembre (6% interanual contra el 11.6% registrado en 2012), reflejando probablemente la incertidumbre causada por las discusiones fiscales pendientes en Estados Unidos y las limitaciones de capacidad en México.

Capistrán anticipa una débil actividad para la primera mitad del año, pero un segundo semestre más fuerte. Primero, hay que tomar en cuenta que los ajustes fiscales mantendrán la incertidumbre durante la mayor parte del primer semestre, pero un rebote en la actividad podría ocurrir una vez que esta incertidumbre desaparezca en la segunda mitad del año.

En segundo lugar, prevemos que las débiles condiciones externas impacten la actividad interna con un rezago, principalmente a través del sector servicios, lo cual es muy común en México. Además, la profunda debilidad de las remesas en la segunda mitad de 2012 impactará el consumo de la primera mitad de 2013, hasta que éstas repunten de nuevo, una vez que la incertidumbre en Estados Unidos baje y el sector vivienda de ese país se recupere, indicó el analista.

Inflación cercana a 3.8% en 2013

Después de un gran descenso en la inflación a finales de 2012, proyectamos que la inflación permanezca por debajo del 4% en 2013, y que acabe el año en 3.8%. Percibimos riesgos a la baja por una mayor competencia en sectores clave, así como riesgos por la volatilidad de los precios agrícolas; por ejemplo, el precio del jitomate disminuyó un 12.2% en la primera quincena de enero, después de haber aumentado un 10.2% en la segunda de diciembre, aseguró Capistrán.

A pesar de que los efectos de la gripe aviar (2012) y la sequía en México (2011) se han estado desvaneciendo, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos prevé que la sequía de aquel país impulse los precios durante todo 2013. Esto podría plantear una presión al alza para los productos que dependen de los granos como insumos, tal como el ganado y la comida procesada.

La inflación subyacente permanecerá ligeramente por debajo de 3% a lo largo del año, principalmente por una mayor competencia en las telecomunicaciones, y debido a que las rentas permanecerán bajas en algunas regiones por la situación de seguridad. Además, sigue habiendo holgura en el mercado laboral.

Sin embargo, Capistrán considera que una reforma fiscal podría ampliar la base del IVA y/o incrementar su tasa general, aumentar los ingresos fiscales modificando el IVA tiene el potencial de agregar entre 100 y 200 puntos base a la inflación de 2014, contra nuestro escenario de 3.7% en el que la reforma no se materializa. Desde nuestra perspectiva, añade el analista, la inflación tiene altas probabilidades de terminar por encima del 4.5% en diciembre de 2014.

Banxico en pausa en 2013, con un tono muy dovish en la primera mitad del año

El Banco de México dejó la tasa de fondeo al 4.5% en su reunión del 18 de enero, pero transmitió un tono más dovish que en comunicados anteriores. Con la inflación subyacente a niveles históricamente bajos —inferiores al 3%— el mercado cree que hay una buena probabilidad de que el banco central recorte las tasas pronto.

Sin embargo, mantenemos nuestra predicción de que el Banxico permanecerá en pausa durante 2013 y, por el lado doméstico, vemos tres razones convincentes para que la Junta no recorte: 1) la brecha del producto que actualmente es igual a cero y parece estar encaminándose hacia territorio positivo en el mediano plazo; 2) la inflación y las expectativas inflacionarias están por encima de 3%; y, 3) las condiciones financieras siguen holgadas. Aunque Capistrán no deja de reconocer que hay algunos riesgos de recorte para las siguientes reuniones.

Estrategia: apostamos a la moneda y a la inflación

Prevemos que el peso mexicano continúe apreciándose en mediano plazo, cerrando 2013 a 12.20 y 2014 a 11.80 con respecto al dólar. Para minimizar la exposición a factores de riesgo de Estados Unidos y al crecimiento global, recomendamos posiciones cortas de CAD/MXN (opciones binarias de venta) y largas de MXN/CLP (contratos futuros), indica el estudio.

Como estrategia de largo plazo, recomendamos posiciones largas de MXN/JPY, en vista de los buenos fundamentales macro de México y la política monetaria expansionista de Japón. A manera de cobertura, nos gustan las opciones de tipo straddle a 1 mes y 2 meses de USD/MXN, dados los bajos niveles de sus respectivas volatilidades implícitas, dice Capistrán.

En renta fija se recomiendan posiciones largas de bonos a corto plazo ligados a la inflación (Udibono 2014), pues estimamos que los breakevens de inflación de 2 años se encuentran demasiado bajos al 3.2%, y hay significativos riesgos al alza para la inflación en 2014, provenientes de una reforma fiscal que podría ampliar y/o incrementar el impuesto al valor agregado. En el mercado de bonos nominales, preferimos los Mbonos 2029 y 2031, contra los 2038 y 2042, pues las tasas futuras implícitas de los primeros son mayores, añadió.

Asimismo, el diferencial entre el swap de 10 años y las tasas de los bonos ha incrementado a alrededor de 50 puntos base, por lo que Capistrán recomienda desestimar este incremento y recibir la TIIE a 10 años, en vez de pagar los Mbonos a 10 años.

Artículo anteriorAumentan las ventas de autos nuevos 12% en enero
Artículo siguienteExpectativas inciertas sobre las decisiones de Banxico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí