Antenas televisa[1]El decano de la prensa británica, The Guardian, reconoció en línea con las resoluciones del Instituto Federal Electoral y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que las acusaciones hechas por el PRD sobre supuesto sesgo informativo  en la cobertura de Televisa entre 2005 y 2012 fueron declaradas sin fundamento.

Además, al reconocer publicamente que no pudo confirmar la veracidad de documentos en los que sustentó varias notas sobre la supuesta parcialidad informativa de Televisa, The Guardian logró que la televisora mexicana desechara un proceso legal en su contra.

El año pasado, en medio de la contienda rumbo a la Presidencia de la República, el periódico inglés publicó una serie de artículos centrados en las acusaciones contra Televisa derivadas de documentos que les entregó una fuente confidencial en México.

The Guardian aceptó, desde el inicio de la controversia, que su reporteros no pudieron confirmar la autenticidad de dichos documentos, sin embargo dijo haber confiado en la veracidad de su fuente y privilegió el interés público de la información. Mientras tanto, Televisa negó tajantemente ante la opinión pública y las autoridades electorales las acusaciones de sesgo informativo para beneficiar a algún candidato.

Televisa presentó una demanda formal contra The Guardian dada la certeza de que los documentos publicados por el periódico inglés eran falsos. A la par, inició la presentación de pruebas ante los tribunales electorales para demostrar que no incurrió en sesgo informativo alguno.

El 16 de agosto de 2012, el IFE declaró infundada la queja del PRD. La apelación en contra de dicha resolución fue desechada por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) el 28 de agosto de 2012.

The Guardian, en un comunicado publicado en su sitio, aceptó que tanto el IFE como el TEPJF resolvieron que las acusaciones hechas por el PRD sobre supuesto sesgo informativo en la cobertura de Televisa del 2005 al 2012, fueron declaradas sin fundamento.  Las notas de The Guardian fueron presentadas como pruebas ante el PRD en su acusación contra Televisa.

The Guardian reconoció además la preocupación de que sus artículos hayan sido interpretados (especialmente en México) como si Televisa fuera culpable de una conducta indebida.

The Guardian destacó que no tuvo la intención de sugerir que estos documentos constituían una prueba concluyente de parcialidad o sesgo informativo por parte de Televisa. The Guardian dijo además que Televisa y sus periodistas buscan mantener los más altos estándares editoriales y comprende que lo publicado haya causado profunda molestia.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here