La empresa Microsoft incorporará la lengua maya a su traductor con más de 100 mil elementos del idioma perteneciente a esta cultura ancestral y que, en una primera etapa, serán traducidos al español y luego al inglés, alemán, ruso, francés.

Con el Microsoft Translator Hub-Maya se pretende dar proyección a esta cultura, cuyos orígenes se remontan a la época prehispánica, ya que el traductor contará con palabras mayas que tendrán un significado puntual en español y después en otros idiomas.

MicrosoftTranslatorHUBMAYA

En mayo pasado de 2012, Microsoft International anunció una inversión de 20 millones de dólares para el desarrollo de un software para el sector turístico, educativo y empresarial en Quintana Roo.

La inversión para la realización de este proyecto es de alrededor de 150 mil pesos, destinados básicamente para el pago y apoyo a los becarios de la Universidad Intercultural Maya, quienes están alimentando la plataforma desarrollada por Microsoft, según el gobierno de Quintana Roo.

Microsoft México suscribió un convenio con el gobierno de Quintana Roo y la Universidad Intercultural Maya para poner en funcionamiento el primer traductor maya, con el propósito de contribuir a la preservación de esta cultura.

El traductor Microsoft Translator Hub-Maya, que emplea la tecnología de la nube, es una plataforma de traducción automática directa entre dos lenguas, incluso lenguas nativas, que no son manejadas por otros proveedores de traducción. Esta herramienta genera un proceso de aprendizaje artificial y acumulativo, por lo que traduce de manera contextual.

Adrián Hernández, program manager de Microsoft Research Connections Latinoamérica, explica a Fortuna que la empresa trabaja en generar modelos de lenguaje que puedan traducir no sólo idiomas como el inglés y el español, sino también lenguas indígenas.

“Este no es un diccionario, no traduce palabra por palabra sino traduce a través del contexto. El sistema recibe información, la pasa a la inteligencia artificial y obtiene la frase a traducir”, indica.

Erick Stephens, director nacional de Tecnología de Microsoft México, explica a Fortuna que esta es una plataforma tecnológica que por primera vez se implementa en América, pues ya está más avanzada en Nepal donde se emplea para traducir la lengua nativa del país asiático.

Indica que la primera fase fue reunir un grupo de lingüistas expertos en maya para que estuvieran a cargo del proyecto. Microsoft becó a alumnos de la Universidad Intercultural Maya, de Quintana Roo, para “nutrir’’ la herramienta de oraciones y enunciados, con un orden y una secuencia. Estos expertos decidieron elegir de entre 12 variedades de maya, el maya yucateco, por ser una variante estándar. Se hizo una carga inicial para empezar a traducir y posteriormente los alumnos hicieron una presentación donde se comprobó su funcionamiento, con 10,000 elementos básicos.

Ahora se está en la segunda etapa, se está “alimentando” con más información de fuente maya, incluso de otras comunidades, para que el traductor esté listo y pueda ser una herramienta útil de manera masiva a partir de diciembre de este año.

Actualmente, cerca de un millón de personas hablan el maya en México, y el propósito de crear este traductor es que se extienda el conocimiento del idioma maya y, por tanto, la cultura maya a más personas, ya que se está a dos generaciones de que se pierda esta lengua.

La aplicación se podrá bajar en una computadora, pero el objetivo es que se pueda descargar en un teléfono móvil, para que con este dispositivo incluso se pueda traducir la escritura maya mediante una fotografía cuando los turistas visiten zonas arqueológicas y, en un futuro, a través de la voz, afirma Erick Stephens.

Francisco J. Rosado May, rector de la Universidad Intercultural Maya de Quintana Roo, dijo a Fortuna que la institución podrá hacer extensivo el uso de este traductor a través de sus clases en aulas y a distancia. Además los egresados serán los que tendrán la oportunidad de mantener viva esta lengua con la comunidad.

Afirma que el beneficio no sólo será para la población local de Yucatán, los maya-hablantes, sino también para investigadores, lingüistas, e incluso para el turismo, a nivel nacional y del extranjero.

Rosado May destaca que este proyecto coincide con el fin del ciclo Katun (21 de diciembre de 2012) y el comienzo de una nueva etapa en la que la tecnología se pone al alcance de las lenguas milenarias. “Estamos en un proceso de adaptación a una cultura global y este proyecto es muestra que no hay retos que no podamos superar para insertarnos al mundo globalizado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here