El Banco de México dejó la tasa de referencia sin cambios en 4.5 por ciento, nivel que mantiene desde julio del 2009, y señaló que la inflación ha mostrado una notable reducción a partir de septiembre y que los riesgos al alza en el corto plazo “se han atenuado”.

Indicó que actividad económica ha mantenido una trayectoria de desaceleración, mientras que los riesgos a la baja “se han incrementado marginalmente”.

El banco central modificó a la baja su perspectiva de inflación para el cierre del 2012 y pronosticó que termine debajo del 4 por ciento.

Para analistas de Banamex, el Banco de México reiteró el escenario de riesgo en cuyo caso sería procedente llevar a cabo un alza en la tasa de referencia. “Conviene recordar que tal escenario consiste en la materialización conjunta de la persistencia de los choques de la inflación y la no consolidación de los cambios en la tendencia de la inflación (donde se anticipan descensos)”.

“Reiteramos nuestro escenario donde Banxico se mantendría sin dictar cambios sobre el nivel de la tasa de fondeo en 2013. En tanto, creemos que los riesgos sobre nuestro pronóstico continúan sesgados hacia un al alza en el fondeo, aunque el comunicado de noviembre sugiere un menor sesgo en esa dirección”, apuntaron.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here