El Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) realizó hoy una colocación exitosa de Certificados Bursátiles Bancarios (Cebures) a plazo de 10 años por 2,000 millones de pesos, los cuales serán liquidados el viernes 23 de noviembre.

La colocación de estos títulos estuvo demandada en 1.96 veces el monto ofertado, recibiendo posturas por $3,910 millones de pesos y contó con el apoyo y la fuerza de ventas conjunta de Casa de Bolsa Acciones y Valores Banamex, S.A. de C.V. y HSBC Casa de Bolsa.

La tasa fija resultado de este proceso fue de 5.94%, lo que constituye un nivel favorable para una operación de este tipo.

Los recursos obtenidos de esta emisión, contribuirán al reforzamiento del financiamiento que Bancomext destina al apoyo y consolidación del sector exportador.

Esta emisión obtuvo la calificación crediticia más alta que otorgan las calificadoras: “AAA (mex)” por Fitch México y “Aaa.mx” por Moody’s de México.

 

Casa de Bolsa Credit Suisse México ‘mxAAA’ y ‘mxA-1+; estable

Standard & Poor’s confirmó hoy sus calificaciones de crédito de contraparte en escala nacional –CaVal– de largo plazo de ‘mxAAA’ y de corto plazo de ‘mxA-1+’ de Casa de Bolsa Credit Suisse México, S.A. (CBCSM). La perspectiva es estable.

Las calificaciones de CBCSM se basan en su estatus de subsidiaria ‘altamente estratégica’ para su controladora en Suiza, Credit Suisse AG (A+/Negativa/A-1), parte del grupo Credit Suisse (International) Holding AG (no calificado). El perfil crediticio también considera su ‘adecuada’ evaluación de capital y utilidades, su ‘débil’ posición de negocio, una posición de riesgo ‘moderada’, así como un fondeo ‘inferior al promedio’ y una liquidez ‘adecuada’ (todas las categorías de acuerdo con la definición de nuestros criterios para calificar bancos).

En opinión de Standard & Poor’s, la casa de bolsa es una subsidiaria ‘altamente estratégica’para su controladora Credit Suisse AG debido a que CBCSM opera líneas de negocio integrales para la estrategia global del grupo, por lo tanto consideramos que el resto del grupo probablemente respaldará a esta subsidiaria bajo casi cualquier circunstancia previsible. Debido a lo anterior y de acuerdo con las características propias de la subsidiaria descritas a continuación, BCSM recibe las calificaciones más altas en escala nacional.

El Análisis de Riesgos de la Industria Bancaria por País (BICRA, por sus siglas en inglés) de México es el grupo 4, de acuerdo con nuestro criterio. En nuestra opinión, el riesgo principal para los bancos que operan en México es el riesgo económico. Esto se debe al bajo nivel de ingresos de la población (desde una perspectiva global) y al potencial descenso en la capacidad de pago en un entorno económico adverso.

Además, los bancos enfrentan desafíos de hacer préstamos basados en un marco legal en el que todavía se está estableciendo un historial sobre los derechos de los acreedores. Sin embargo, los estándares de originación han mejorado. Asimismo, no consideramos que esté presente ninguna burbuja de activos en la economía mexicana.

El riesgo de la industria no es tan elevado debido a una regulación conservadora, pero la supervisión todavía debe fortalecerse. En nuestra opinión, existe una dinámica competitiva saludable. El fondeo se basa en depósitos estables, y los mercados locales de deuda se están expandiendo rápidamente. Clasificamos al gobierno mexicano como uno que brinda ‘respaldo’ a su sistema bancario debido a experiencias previas y a nuestra consideración de que tiene la capacidad para ayudar a los bancos a sortear sus problemas.

CBCSM mantiene su perfil de negocios enfocado en la intermediación de capitales a cuenta de terceros y a la colocación de valores. Lo anterior deriva en una concentración de ingresos sensibles a las condiciones volátiles de mercado por lo cual consideramos que su posición de negocio es “débil”.

 

IPAB: ‘BBB’ y ‘BBB+’; perspectiva estable

Fitch Ratings ratificó las calificaciones en escala nacional e internacional con perspectiva estable de la entidad encargada del seguro de depósitos en México, el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB). Una lista completa de las acciones de calificación se presenta al final de este comunicado.

Las calificaciones del IPAB reflejan el soporte soberano que el Instituto pudiera recibir del gobierno mexicano, en caso de ser necesario, dada su importancia sistémica en el sector financiero local, en su rol de coadyuvar en el mantenimiento de la confianza del público en el sistema bancario.

Si bien la deuda del IPAB no posee una garantía específica por parte del gobierno federal, su Ley Orgánica establece que, en caso de ser requerido, el Congreso establecerá las medidas para el pago de las obligaciones garantizadas y el financiamiento para las entidades financieras susceptibles de recibir soporte.

Esta ley también contempla que el Congreso proveerá los recursos presupuestales que el IPAB requiera para hacer frente a sus compromisos financieros. Fitch considera que el soporte soberano seguirá estando disponible.

Las calificaciones globales del IPAB serían modificadas ante cualquier cambio potencial en las calificaciones soberanas de México, dado que es altamente probable que en el futuro previsible, se mantenga su dependencia a las transferencias federales para cumplir con sus obligaciones financieras. Actualmente, las calificaciones soberanas de México cuentan con perspectiva estable. Las calificaciones del IPAB también podrían verse afectadas por cambios en su marco legal, o ante una reducción importante en las transferencias presupuestales (una de sus principales fuentes de ingreso), que pudiera alterar su flexibilidad financiera.

Las emisiones de deuda realizadas por el IPAB desde el año 2000 (Bonos de Protección al Ahorro o “BPAS”), constituyen su principal pasivo (97.4% del pasivo total del IPAB a septiembre de 2012, incluyendo su fondo de reserva). Los BPAS se benefician de un mecanismo contingente de pago.

El Banco de México, como en su carácter de agente colocador de la deuda del IPAB, tiene la facultad de tomar recursos de la Tesorería de la Federación de manera temporal para liquidar estas obligaciones; según lo establece la Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2012. Dicho mecanismo debe ser renovado anualmente, ha sido incluido en dicha Ley desde el año 2000 y aplica para todos los BPAS en circulación hasta su vencimiento. Fitch considera que este mecanismo le brinda mayor fortaleza a la capacidad del IPAB para cumplir con sus obligaciones financieras.

La estrategia de administración de activos y pasivos del IPAB ha permitido mejorar continuamente el calendario de vencimiento y los costos promedio de su considerable deuda. En octubre y noviembre de 2012, el IPAB realizó un intercambio de algunos de sus principales instrumentos para financiar sus pasivos con mejores condiciones y tasas. IPAB se ha consolidado como uno de los mayores emisores de bonos locales en el mercado mexicano, lo cual impacta positivamente su posición de liquidez. Sus pasivos netos como porcentaje del PIB se han reducido consistentemente desde su creación, al cierre del tercer trimestre de 2012 (3T12) se ubicaron en 5.15% del PIB estimado, mientras que en 1999 eran equivalentes al 11.70% (basado en cifras históricas ajustadas del PIB).

 

América Móvil:  ‘A-’ y ‘mxAAA’, notas senior no garantizadas por 20 mmp

Standard & Poor’s Ratings Services asignó hoy sus calificaciones de deuda en escala global de largo plazo de ‘A-’ y en escala nacional –CaVal– de ‘mxAAA’ a la emisión de notas senior no garantizadas por $20,000 millones de pesos mexicanos (MXN) con vencimiento en 2022 de la empresa mexicana de telecomunicaciones , América Móvil. Planea usar los recursos de las notas para aspectos corporativos generales.

La calificación de emisor de AMX refleja el perfil de S&P de riesgo de negocio ‘fuerte’ y el perfil de riesgo financiero ‘moderado’ de la compañía. Las evaluaciones se basan en la posición líder de AMX en la industria de telecomunicaciones de América Latina, su sólida rentabilidad y nuestra expectativa de que mantendrá una generación de flujo de efectivo robusto a pesar de la intensa competencia en algunos de los mercados donde opera.

Estos factores se ven parcialmente contrarrestados por una generación de flujo de efectivo que está concentrada en cierta medida en México y una regulación más estricta en los mercados en los que opera, así como por la continua amenaza para el negocio de telefonía fija de AMX por la sustitución inalámbrica y servicios de cable.

En la opinión de la calificadora, existen varios elementos que mitigan la subordinación estructural de las notas. La extensa diversidad geográfica de la empresa hace poco probable que incumpla de manera simultánea en todos los países donde opera.

Además, la sólida base de activos de AMX, la concentración de su deuda en un pequeño número de subsidiarias y el vencimiento de la mayoría de su deuda garantizada en un periodo de seis años, nos lleva a considerar que los acreedores de deuda garantizada y no garantizada obtendrían recuperaciones similares en caso de incumplimiento. SE espera que las próximas emisiones de deuda de AMX sean no garantizadas.

 

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here