Grupo México registró un descenso en sus ventas acumuladas de 3 por ciento, al sumar 7,688 millones de dólares a septiembre de 2012, respecto al mismo periodo del año previo, debido sobre todo a la caída en los precios de los metales como cobre, molibdeno, zinc y plata.

El bajo nivel de ventas se vio compensado sin embargo por el incremento en la producción vendida de cobre (8 por ciento), plata (15 por ciento) y oro (14 por ciento), según cifras del corporativo.

Durante el tercer trimestre de 2012, el costo de ventas fue de 1,211 millones de dólares, 8 por ciento menor comparado con el tercer trimestre de 2011.

El EBITDA acumulado a septiembre de 2012 antes de gastos no recurrentes fue 3,813 millones de dólares, que representó el 49.6 por ciento de las ventas. Al considerar el pago a los abogados que decretó el juez Leo Strine, por el caso Southern Copper, el EBITDA fue de 3,496 millones, equivalente al 45.5 por ciento de las ventas.

La utilidad neta consolidada acumulada a septiembre de 2012 antes de gastos no recurrentes fue 1,918 millones de dólares, lo que representó el 24.9 por ciento de las ventas. Considerando el judicial mencionado, la utilidad neta acumulada fue de 1,661 millones con un margen de ventas de 22 por ciento.

Las inversiones de Grupo México a septiembre alcanzaron una cifra récord de 1,509 millones de pesos, un incremento de 104 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

El 9 de octubre GMéxico cumplió con la sentencia impuesta por el juez Leo Strine del estado de Delaware mediante la cual se obligaba a su subsidiaria Americas Mining Corporation (AMC) a aportar 2,108 millones de dólares a su subsidiaria SCC, de la cual es dueña en 81.3 por ciento. Con este pago, AMC queda totalmente liberada de contingencias legales relacionadas a la fusión realizada en el 2005 entre sus subsidiarias SPCC y Minera México.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here