Pensando en los amantes de los automóviles 4×4, Ford ha simplificado el uso de este sistema en los vehículos de su fabricación. La Ford Explorer Limited 4WD ha resultado en una SUV con plena capacidad para desempeñarse en diversas condiciones de camino sin dejar de lado la comodidad y el buen desempeño para, recordando uno de los eslogan de la compañía, poner a rodar tu vida.

Los vehículos todoterreno han ido cautivando, poco a poco, a un sector consumidor de la industria automotriz. Y es que no hay mejor emoción para un fanático de los automóviles, que demostrar que el desempeño de su vehículo sobrepasa a los demás. En respuesta a esta situación, Ford ha simplificado el sistema para ir cambiando la tracción en cada una de las ruedas, de acuerdo al terreno en que se encuentre conduciendo.

El Terrain Management System es el principio que por medio de una perilla adapta la tracción de las llantas para circular sobre la nieve o el agua, para un manejo seguro en superficies resbalosas; la arena, optimizando el torque a las ruedas y la tracción; el lodo o la grava, al evitar que las ruedas con menos tracción derrapen; y el terreno normal, donde las asistencias de seguridad -como la de frenado-, que controlan la tracción están presentes, pero no interfieren con el manejo.

A la quinta generación de este todoterreno también se le han incorporado los sistemas Hill Descent Control y Hill Ascent Assist, que controlan el ascenso y descenso de éste. Un sensor de inclinación interviene permitiendo que la SUV suba o baje colinas sin tocar el acelerador o freno; esto mediante la aceleración automática o el accionar del freno que el sensor de inclinación activa.

Ford utiliza para este modelo un motor 3.5 L V6 Cyclone Ti VCT que genera 290 HP y un torque de 255 libras por pie. La suspensión delantera es tipo SLA y la trasera es independiente Multi-link con barra estabilizadora. La transmisión es automática de 6 velocidades y tipo Select Shift, lo que permite una operación automática o manual.

Cuenta con un Sistema de Seguridad Avanzado (ARS) con bolsas de aire delanteras de dos etapas, para conductor y pasajero, un sistema sensor de la posición y peso; pretensores de hebilla, y retractores. Las bolsas de aire son laterales, tipo cortina y para rodillas del conductor.

Éste modelo tiene alarma perimetral antirrobo y el sistema Passive Anti Theft System, donde la llave tiene un chip codificado que al poner en el contacto envía un código, el cual es captado por una antena que rodea la cerradura del contacto; si es reconocido se autoriza la puesta en marcha del motor.

También incluye los ya conocidos sistemas de alarma SOS y de monitoreo de presión de las llantas.

Lo mejor de este automóvil es que los viajes los podrá emprender en compañía de su familia o amigos sin sacrificar su comodidad. Con capacidad para siete personas, la diversión y comodidad están garantizadas en este modelo.

Para tal fin, se incorporó un quemacocos panorámico VistaRoof, un cristal de toldo que abarca prácticamente toda la parte del techo ofreciendo una vista inmejorable. Para las ocasiones en que prefiera llevar el quemacocos cerrado, cuenta con aire acondicionada automático electrónico de doble zona.

Para el entretenimiento han incluido una radio SONY de alta definición (AM/FM/CD) de un disco con 12 bocinas, amplificador de 10 canales de 390 watts. También encontramos MyFord Touch con dos pantallas LCD de 4.2 pulgadas a color en el grupo de instrumentos y una pantalla de 8 pulgadas en el centro del tablero, que se pueden manejar con botones o al tacto y con cinco controles en el volante. Y claro, no se puede olvidar al sistema SYNC para usar dispositivos celulares y MP3 vía Bluetooth, con reconocimiento de voz.

Aunque está pensado para manejar en caminos de difíciles condiciones, Ford ha implementado en cuatro ruedas la tecnología necesaria para llevar a cabo un viaje placentero, práctico y cómodo; y la mejor parte: en compañía de los que ama.

6 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here