Christine Madeleine Odette Lagarde nació en París el primero de enero de 1956. Es abogada y diplomada del Institut d’Etudes Politiques d’Aix-en-Provence (Sciences Po Aix) y a partir de este 28 de junio se convirtió en la primera mujer en dirigir el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Lagarde estudió en la Holton Arms School de Bethesda en Estados Unidos. Tiene un Máster en Derecho Social en la Universidad París X-Nanterre. Fue abogada en el Tribunal de Apelación de París. También logró ser Presidenta del Comité Ejecutivo del Bufete Baker & McKenzie de Chicago de 1999 a 2004.

En su juventud participó en el equipo francés de natación sincronizada, es vegetariana, no bebe alcohol y es amante de la jardinería. Divorciada, madre de dos hijos, Lagarde fue elegida por el diario británico Financial Times como la mejor ministra europea de finanzas mientras la revista Forbes la ubicó como la decimoséptima mujer más poderosa del mundo.

Lagarde es una mujer de trayectoria internacional y formación anglo-sajona pero netamente francesa. Todo un cóctel que la ha impulsado a la primera fila de la gestión económica mundial, según la agencia Europa Press. Lagarde ha defendido mecanismos de regulación financiera para evitar una repetición de la crisis de 2008.

La crisis de la deuda y del euro le ha dado a la ministra de economía francesa la ocasión de demostrar su experiencia y conocimiento sobre la economía de la región. Lagarde ha preconizado la solidaridad europea, exigiendo a Atenas reformas dolorosas. Al mismo tiempo ha hecho saber su oposición frontal a la hipótesis de una reestructuración o condonación de la deuda.

Extraña al mundo político, Christine Lagarde se convirtió en la primera mujer al frente del ministerio de Economía en 2007 bajo la presidencia de Nicolas Sarkozy. Antes desempeñó el cargo de ministra de Agricultura y Pesca. Entre 2005 y 2007 fue Ministra Delegada de Comercio Exterior.

Entre sus principales logros se encuentra haber aislado a Francia de la crisis financiera que afecta a los países del Continente.

De acuerdo con el diario El País, sólo un episodio nubla su flamante carrera. Un fiscal francés va a investigar su actuación en un viejo y tortuoso asunto relacionado con el ex ministro y empresario Bernard Tapie. Un grupo de diputados socialistas acusan a Lagarde de abuso de autoridad y de haber actuado en beneficio del exministro. Ella lo niega.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here