Los buenos resultados del gobierno de Felipe Calderón quedarán enterrados en los archivos de las dependencias porque este gobierno panista no supo cómo comunicarlos, porque privilegió los mensajes negativos y no  aplicó un control de crisis oportuno.

Para el experto en imagen pública, Víctor Gordoa, quien cuenta entre sus clientes a políticos y empresarios, el presidente Felipe Calderón ha hecho muchas cosas buenas. Sin embargo, su talón de Áquiles es no saberlo comunicar.

“Por ello despidió a Max Cortázar pero de cualquier manera no puso a alguien que pudiera mejorar o solucionar el problema que subsiste. Aún más, el problema se ha agudizado”, dice en entrevista con Fortuna, Estado de México, el fundador del Colegio de Consultores en Imagen Pública, en donde se imparte la única licenciatura en el mundo en Imagología y la maestría en Ingeniería en Imagen Pública.

El presidente Felipe Calderón, agrega Gordoa, parece haber olvidado que comunicar en la política, simplemente representa la vida de un político y no saber hacerlo es, entonces, como ponerse la soga al cuello y luego apretarla.

Y va más allá: “Tan malo es no tener algo que comunicar ya sea por ineptitud en un mal gobierno o en un buen gobierno que no sabe decirlo.

Felipe Calderón será recordado, entonces, como el hombre que perdió una guerra, que lanzó un mensaje y que no supo comunicar que, tal vez, estaba haciendo algo correcto.

El daño, por lo tanto, que se ha hecho al país es mucho mayor al buen saldo que podría tener el hecho de que se ganara la guerra contra el narcotráfico, situación por demás utópica porque mientras haya consumo seguirá habiendo producción.

El gobierno de Felipe Calderón será recordado como el de un sexenio que nos tuvo a todos en vilo sin saber cuándo vamos a perder la vida a cambio de algo que no vamos a poder ver. “Por ello, concediéndole el beneficio de la duda de que quizás haya hecho algo bueno, diremos que no supo comunicarlo y, por lo tanto, nunca sabremos”.

Hasta ahora, continúa el rector del Colegio de Consultores en Imagen Pública, los resultados que México ha tenido han sido muy dolorosos. Por ello, el gran reto de los políticos es sacar a México de la inseguridad, darle las herramientas legislativas para garantizar el progreso y permitir que los mexicanos puedan trabajar libremente generando empleos, patrimonio y fortuna que invertir.

Sobre la situación y evolución de la imagen de los empresarios,  Víctor Gordoa, quien recuerda que el único límite de la imagen pública es la ética, asegura que, contrario a la crítica que lanza el Premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, sobre el llamado capitalismo de cuates – Crony Capitalism – en México y en todo el mundo éste tipo de prácticas siempre han existido, lo censurable, dice, es cómo se ejercen.

“La ética es el acotamiento indispensable para el mal comportamiento humano que no es natural, es una cuestión de educación. Es una cuestión de principios, de valores morales. México es un país que brinda la oportunidad de poder hacer mucho dinero, legalmente, llevando beneficios a los demás y para nosotros la ética es tan importante que decimos que es el único límite que tiene el gran poder de la imagen pública”, apunta Víctor Gordoa.  

Así, en medio de las controversias en sectores regulados como el de la telefonía, se le pregunta a este experto cuál es su opinión sobre el manejo de imagen de empresarios como Carlos Slim, Emilio Azcárraga o Ricardo Salinas Pliego.

 Sorpresivamente, para el consultor, la controversia que generada por el negocio de las telecomunicaciones, dados sus niveles de poderío poco ha afectado su imagen pública y para nadie queda oculto que se trata de un conflicto de intereses entre ellos.

Pero acota: “Su imagen ya está creada. Un jeque de Arabia, es gente que puede cometer escándalos, puede darse el lujo de una excentricidad, es más grande el mito del hombre poderoso”.

No sucedió lo mismo, sin embargo, con casos como el del ex director general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss Kahn, que a pesar de contar con una de las grandes fortunas de Francia, su papel como representante máximo de un organismo multilateral lo colocó en una grave encrucijada que lo llevó a renunciar a su cargo y, por supuesto, a cualquier aspiración política en la contienda electoral por la presidencia de ese país.

No se pierda la entrevista íntegra con Víctor Gordoa en la nueva edición Fortuna Estado de México que ya se distribuye en esa entidad en locales cerrados.

9 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here