Para incrementar la competencia en México es necesario dejar de temer también a la reforma de la Ley de Inversiones Extrajeras que liberen de vetos al capital foráneo a sectores inexplicablemente protegidos hasta ahora como el de las telecomunicaciones o el transporte.

Y agrega, precisamente, sobre el negocio de las telecomunicaciones, la licitación de una tercera cadena nacional de televisión abierta así como la modificación al título de concesión de Telmex para que ofrezca servicios de video – compitiendo directamente con Televisa y TV Azteca – también resulta indispensable para reducir los precios en este mercado y permitir la participación de nuevos jugadores, lo que beneficiará a los consumidores.  

 ¿Cuál es su evaluación de la Licitación 21? ¿Del avance del sector del telecomunicaciones?

 En el tema de las telecomunicaciones es importante y es relevante que no se olvide que las decisiones en este sector tienen que formar parte de un todo. De una política integral no en pedazos. Se ha tenido que fragmentar porque los procedimientos así lo establecen.  Una de ellas, sin duda, es la decisión de permitir o no la inversión extranjera, lo que sin duda dotaría de mayor competencia a este mercado.

 ¿Qué diría del avance de las telecomunicaciones?

 Hemos dicho que es necesario que se licite para una tercera cadena nacional. El tema de la licitación 21 es un claro ejemplo de que cuando tratas de meter competencia comienzan a respingar los operadores establecidos. En telefonía móvil no nos destacamos por se un país con competencia. En telefonía móvil, por ejemplo, la penetración es mucho menor que en otros países. México está creciendo mucho menos que la competencia, sobre todo respecto a los asiáticos.

 ¿Qué tan caros son nuestros servicios por la falta de nuevos jugadores?

 Los precios no son para presumir como precios competitivos a nivel internacional. De Hecho, el EBITDA (flujo de efectivo antes de depreciación e impuestos)  de estas empresas que tienen una gran participación en el sector, es el más alto de los 50 países que menciona un estudio de Merrill Lynch sobre los márgenes y utilidades. Así, México tiene curiosamente las empresas más rentables y los mercados más concentrados. Se necesita que el espectro, que es un elemento necesario para el desarrollo se licite de una manera competitiva.

Pero ¿qué sucedió con la Licitación 21?

Uno de los operadores establecidos, que tiene la mayor cantidad del espectro no quiere más competencia y por ello armó todo un San Quintín ante la opinión pública. Aquí lo más importante no es cuánto gana el gobierno sino lo que ganarán los consumidores. Si los precios en servicios de telecomunicaciones bajaran un punto porcentual, en dos años recuperamos la diferencia de precios que hubo en la licitación del espectro.

 ¿Qué pasa con Telmex?

 Es importante sabe cuándo va a cumplir Telmex con la interconexión para poder dar el Servicio de televisión porque un operador adicional que dé televisión restringida o abierta bajaría los precios. Ya lo vimos en el caso de Dish, además generando competencia para la televisión abierta. Con estos temas, resueltos de manera integral, se alcanzaría la llamada Triple C: “Convergencia, Competencia y Cobertura”.

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here