Las empresas del consorcio encargado de la construcción de la Línea 12 del Metro, hoy bajo reflectores por un accidente fatal ocurrido la noche del martes pasado, siguen siendo favoritas en las obras insigne de gobiernos, lo que se ha visto reflejado en sus balances financieros.

Desde la construcción del Tren Maya hasta el desarrollo de infraestructura marina relacionada con el Sector de la Energía, plantas tratadoras de agua o libramientos carreteros, los contratos obtenidos por Grupo Carso, ICA y Alstom han apoyado sus balances, inclusive en un entorno de hundimiento económico provocado por la Pandemia Covid-19.

Representada por Carso Infraestructura y Construcción, o Cicsa, donde figura el empresario Carlos Slim Helú como presidente del consejo, la división Ingeniería y Construcción de Grupo Carso, ha tenido números sobresalientes durante el último año.

Al término de 2020, Cicsa vio crecer sus ventas 25.6% a tasa anual para facturar 24,542 millones de pesos (mdp) resultado de los avances en la construcción de las dos plataformas petroleras Maloob E y Maloob I de Pemex, en la Sonda Campeche, tres plataformas de infraestructura marina y mayores volúmenes de perforación terrestre, así como contratos de reparación de pozos petroleros.

Este buen ritmo de crecimiento siguió reflejándose entre enero y marzo de este año, cuando las ventas de Cicsa ascendieron a 5,412 mdp, con un progreso de 3.8% frente a igual periodo de 2020, de acuerdo con los resultados trimestrales de la compañía.

Los principales detonadores fueron un incremento de 85% en la fabricación y servicios para la industria química y petrolera debido a que la perforación terrestre presenta mayores trabajos de fluidos y perforación direccional, adicional a los ingresos adicionales por los avances en la construcción de las plataformas Maloob E y Maloob I de Pemex y tres plataformas Uims (unidad de infraestructura marina).

La parte de infraestructura de Cicsa también obtuvo un resultado sobresaliente entre enero y marzo de 2021 con un aumento en ingresos de 74%, sostenido principalmente por la inclusión del proyecto Tren Maya.

Esta división de Grupo Carso exhibe en su portafolio el desarrollo de carreteras, túneles, plantas de tratamiento de aguas y obras de ingeniería en general. También plataformas petroleras y equipos para la industria química y petrolera, además de servicios de perforación de pozos petroleros a través de cuatro ramas de actividad: instalación de ductos; fabricación y servicios para la industria química y petrolera; proyectos de infraestructura y construcción civil.

A principios de este año, Cicsa hizo entrega del gasoducto Samalayuca-Sásabe, una obra que arrancó en 2015 a fin de transportar gas natural proveniente de Texas y abastecer centrales de generación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ubicadas en Chihuahua y Sonora, principalmente.

Infraestructura mejoró por diferentes proyectos carreteros tanto en México como en el extranjero, así como la inclusión del proyecto Tren Maya tramo IIestipula Carso en su informe anual de accionistas de 2020.

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) adjudicó a Carso la construcción de la plataforma y la vía del Tren Maya, en el tramo Escárcega-Calkiní o tramo 2, que comprende una extensión de 222 kilómetros.

El backlog (obra por ejecutar) de Carso Infraestructura totalizó 48,313 mdp al 31 de diciembre de 2020, en comparación con los 21,043 mdp de 2019, con inversiones en activo fijo por 509 mdp.

La revista especializada Inmobiliare consignó que ICA no ha dejado de trabajar en proyectos del gobierno: en junio del año pasado, la firma constructora ganó el primer lugar en la construcción del Parque Ecológico Lago de Texcoco (PELT) en el Estado de México, el mismo sitio donde se construiría el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) cancelado por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador por supuestos actos de corrupción ocurridos en el sexenio anterior.

Fonatur adjudico a ICA la construcción de la plataforma y la vía del Tren Maya, en el tramo Escárcega-Calkiní o tramo 4, que va de Izamal a Cancún, en Quintana Roo, con una extensión de 257 kilómetros 

Tras completar la adquisición de Bombardier Transportation en febrero pasado, Alstom sólo ve oportunidades en el mercado mexicano. Para el proyecto del Tren Maya espera la adjudicación del material rodante, que incorpora trenes y señalizaciones.

En una entrevista de principios de abril con el diario Milenio, la directora general de Alstom México, Maite Ramos, indicó que con la incorporación de la planta de Sahagún producto de la operación global con Bombardier, buscan hacer trenes seguros y bonitos, con un alto contenido local.

Alstom entregó su oferta a finales de abril y esperar el fallo de Fonatur para junio próximo.

Desgracia anunciada

Apenas en octubre de 2020, vecinos de la zona reportaron en redes sociales que la estructura donde ocurrió el accidente fatal del martes pasado, se había desnivelado. Si bien la estructura había quedado seriamente dañada por los impactos del sismo de septiembre de 2017, continúo operando.

La construcción de la Línea 12 del Metro comenzó en 2008 y comprende una extensión de 23 kilómetros que van desde la estación Mixcoac hasta Tláhuac. El costo de la obra, originalmente estimado en 17,500 mdp se incrementó a 26,000 mdp.

Desde su arranque, el proyecto estuvo plagado de inconsistencias lo que provocó que un tribunal emitiera sentencia contra el consorcio constructor formado por ICA, Grupo Carso y Alstom, obligándolos al pago de una multa por 2,121 mdp por retrasos, trabajos no ejecutados, daños y perjuicios de la obra.

En 2014, la Contraloría del gobierno capitalino señaló a Enrique Horcasitas, hasta entonces director general del órgano desconcentrado Proyecto Metro, junto con otros 32 funcionarios y ex funcionarios del proyecto como los responsables de las fallas que provocaron el cierre temporal de la Línea 12.

El 3 de mayo pasado, una estructura que daba soporte a las vías del Metro a la altura de la estación Olivos de la Línea 12 del Metro colapsó, ocasionando al menos 24 muertos. Cicsa estuvo a cargo de la construcción del tramo Tezonco y Olivos de la Línea 12 del Metro, que arrancó en 2009.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here