Confianza del consumidor con peor caída en 17 meses

GETTY IMAGES

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 55 segundos

Tomás de la Rosa / @TomásdelaRosa

¡No estamos bien! podría ser la primera impresión al ver los datos estadísticos de Confianza del Consumidor para julio. Incluso, los economistas del Grupo Financiero Monex indicaron que el indicador “plantea un escenario bastante negativo”. En julio, la percepción de los consumidores registró una contracción de 6.7% respecto del mismo mes de 2021, la caída más pronunciada en los últimos 17 meses.

La contracción reportada fue el reflejo de la caída en los cinco componentes que integran el Indicador de Confianza del Consumidor. El rubro con mayor impacto es la potencial compra de un televisor, lavadora u otros aparatos electrodomésticos, si bien la contracción anualizada es de 0.7% y es la primera caída después de 15 meses consecutivos de crecimiento, su nivel es de 24.4 puntos.

Ese nivel se ubica muy por debajo de la línea de 50 puntos que marca la división entre la zona de optimismo o expansión y la zona de pesimismo o debilidad económica.

La segunda respuesta de los consumidores, con mayor debilidad fue respecto de cómo ven la “situación económica del país hoy en día, comparada con la de hace 12 meses”. Ahí registró una caída de 4.6% y también es el primer registro negativo en 15 meses.

La percepción negativa de los compradores podría influir en la desaceleración económica que se espera por las restricciones al consumo a través de las mayores tasas de interés para tratar de contener la inflación desbordada que se experimenta en forma global.

INCERTIDUMBRE FUTURA

El indicador, comentó Marcos Arias, economista de Monex, la Confianza del Consumidor no mostró su “mejor cara para la economía a inicios del tercer trimestre (…), lo que sugiere un cambio fundamental en la percepción del entorno económico que prevalece entre la población”.

La información del Inegi y Banco de México (Banxico) fue que en julio se registró “una reducción mensual de 1.7 puntos”.

Al respecto, Arias enfatizó que “normalmente las variaciones suelen ser de menos de 1.0 puntos, por lo que la caída de 1.7 que se presentó en julio, prende las alertas sobre la cautela con la que podrían responder los consumidores ante un panorama que se complica velozmente y en el que las fuertes presiones inflacionarias han logrado sostenerse por varios meses”.

Como señala el economista de Monex, hay un viraje fundamental en la percepción del entorno económico. En particular, el de corto plazo.

La peor contracción de los consumidores fue respecto a cómo ven la “situación económica del país esperada dentro de 12 meses, respecto a la actual”. La percepción se desplomó 14.3%, es la peor caída en 22 meses (desde septiembre de 20202 cuando se desplomó 15.0%).

Además, en julio fue la quinta consecutiva que se registra. En marzo disminuyó 5.3%, en abril 3.9%, en mayo 4.3% y en junio 11.6%. En julio, el indicador se ubicó en 44.6 puntos.

El segundo mayor impacto en la percepción de los consumidores fue en la pregunta: “situación económica esperada de los miembros del hogar dentro de 12 meses, respecto a la actual”, presentó una contracción de 8.3%. Es también la peor caída después de 22 meses y la tercera consecutiva.

Según Arias, la perspectiva negativa podría obedecer a las noticias sobre la potencial recesión económica en Estados Unidos y su respectivo impacto a México por ser el país que compra el 80% de los productos “hechos en México” y por el potencial impacto en el envío de remesas a territorio nacional.

Artículo anteriorMarca confianza del consumidor su peor desempeño desde 2020
Artículo siguienteEs mercado EU más competitivo que México para cementera GCC

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí