Suuwaii, ¡una aventura gastronómica!

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 32 segundos

Asian Streetfood en la Condesa que se revoluciona con nuevas propuestas  de comida tailandesa

Vicente Gutiérrez

Suuwaii, “bonito” en tailandés, es un restaurante que invita a la aventura gastronómica y a dar un paseo por la comida callera de lugares como Bangkok donde los puestos de comida y aromas inundan las banquetas de la llamada “Ciudad de los Ángeles” con todo su misticismo y secretos.

Así es Suuwaii, un restaurante con “alma” en la Condesa que está relanzando su propuesta gastronómica que sorprende desde el primer bocado.

“El lugar lleva alrededor de cuatro años pero cambiamos la operación y la carta… podemos decir que estamos renovando todo en Suuwaii”, me cuenta Rodrigo Palomar, chef del restaurante.

Suuwaii es un lugar acogedor con su arte urbano en las paredes, un bar al fondo y un segundo piso donde se disfruta la noche con su amplia carta de cocteles.

“Lo primero que le diría a la gente es que se atreva a probar otro tipo de cocina, que no se encierren en las que ya conoce, como la mexicana. Aquí, van a probar nuevos ingredientes, preparaciones y sabores que lo van sorprender. Puedo decir que venir a comer aquí es toda una aventura gastronómica”, agregó.

La cocina de Suuwaii es rica y atrevida, con ingredientes del continente asiático, sabores fuertes y en cada mordida llega una sorpresa y una fiesta de sabores.

El chef decidió investigar la cocina e ingredientes de dicha cultura milenaria para después fusionar las técnicas con las mexicanas y desarrollar una propuesta propia.

“El mexicano esta acostumbrado al picante y a  los sabores fuertes. Los clientes lo han aceptado muy bien y les gusta la cocina tailandesa… hasta ahora, no he recibido quejas”, finalizó Palomar.

Los platillos que probé en Suuwaii fueron estos:

Camarones Tempura, rebozados y fritos, acompañados de una salsa muy especial. Se trata de un “fermento de chiles” que tarda dos meses en estar listo, debido a que el limón marroquí también lleva un proceso artesanal que baña junto a limón amarillo, aromatizado y albahaca fresca.

Me recomiendan para acompañar el festín tailandés un sake Kiku-masamune Dry Cup, poderoso en paladar.

También venden Tamano Hikari en lata hecha con arroz “Yamadanishiki” y es un sake  tipo “Junmai Ginjo”. Los dos muy buenos.

Las cervezas son otra experiencia: Singha de Tailandia, Asahi super dry de Japón o una clásica Sapporo para llevar el calor de la tarde.

Aparecen las Gyozas de verdura con una salsa de jengibre y soya acida; es masa rellena al vapor que se devoran de un solo bocado.

Llegan dos nigiris de spam, sí, el famoso spam con arroz y alga que abrazan al embutido que va salpicado de una salsa de soya y jengibre, una propuesta del chef, muy interesante.

Disfruté el “Dan Dan”, los famosos noodles. Fideos de ramen con salsa de chiles y ajonjolí, carne de cerdo marinada en soya, cacahuate tostado y cebollín.

Pero tienen que probar el “Par Thai”, un clásico de Suuwaii, tallarín de arroz al wok, aderezado con salsa de tamarindo, polvo de camarón, cacahuate tostado, huevo y tofu, en una mezcla de sabores y aromas que se pide con pollo, camarón o mixto.

Los “Buns” hacen su entrada triunfal, pero ¿qué es un Bun?, bueno, se le conoce como “bao bun”, “baozi” o “bao”, es un bocadillo muy famoso en Japón. Pan cocinado al vapor  que se rellena (como si fuera una arepa o torta) con pollo, puerco o lo que se le antoje.

Uno de camarón empanizado con ensalada de lechuga, jengibre, zanahoria y jícama bañado en aceite de ajonjolí y salsa agridulce.

Y otro más con pollo marinado en soya, sweet chilli, zanahoria en escabeche, cilantro, ajonjolí, que sorprende por la ligereza del pan y la riqueza de la proteína y las salsas.

Me quede con las ganas de probar el de Pork Belly, es uno de los platillos estrella del lugar. El “pork”, tiene una cocción controlada por 12 horas y  glaseado en una salsa de la casa que se escucha espectacular.

Para terminar el recorrido gastronómico, aparece un “Mil Crepas de Matcha”, hecho de manera artesanal: una crepa sobre otra que se baña y espolvorea en matcha real, hojas del té verde puro que se muelen y cuya leyenda, asegura, tiene propiedades medicinales y curativas, es dulce pero no empalaga en boca.

Suuwaii es todo un descubrimiento… un lugar donde la cultura asiática se respira, se saborea y provoca al comensal por la complejidad de la cocina con sus mil y una  especias, ingredientes y técnicas que debe probar por lo menos una vez en su vida.

Suuwaii.

Alfonso Reyes, Condesa.

https://www.suuwaii.com.mx

Artículo anterior¿Cuándo será la marcha LGBTTTI+ en la CDMX?
Artículo siguienteAnuncia SHCP continuidad estímulo fiscal 100% a gasolina y diésel hasta el 10 de junio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí