Cae 90% la asistencia al cine mexicano

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 38 segundos

56% de las películas mexicanas contaron con apoyo del Estado; en 2021 se contabilizaron 259 largometrajes nacionales producidos, entre proyectos en etapa de rodaje, postproducción y terminados.

Vicente Gutiérrez

La pandemia casi termina con el cine mexicano. En 2019, antes de la pandemia, se vendieron 34.6 millones de boletos; en 2021, solo 4.6 millones, según datos de la  Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine).

Sin embargo, para el Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), en 2021, las películas mexicanas convocaron a 4.9 millones de personas y se estrenaron 70.

La dependencia presentó el Anuario Estadístico de Cine Mexicano 2021, que reveló los efectos provocados por la pandemia y el alejamiento del espectador del cine nacional, pese a que la producción alcanzo 259 largometrajes nacionales, entre proyectos en etapa de rodaje, postproducción y terminados;

Aunque los datos no concuerdan entre Canacine y el IMCINE, la realidad es que la asistencia al cine nacional cayó alrededor del 90%, respecto al 2019 y 39% comparado con el 2020 y sus 7.6 millones de boletos vendidos.

Esto debe preocupar a la industria cinematográfica nacional, que  actualmente es apabullada por Blockbusters y franquicias de superhéroes como: Doctor Strange in the Multiverse of Madness, película que se encamina para ser las más taquillera del 2022.

Nunca antes, la asistencia había sido tan poca.

En 2017, se vendieron 22.4 millones de boletos, en 2018, 29.5; al año siguiente, 34.6 y en 2020, año pandémico, se alcanzaron  7.6 millones para el cine nacional; pero nunca antes, el cine mexicano había tenido números tan pobres como el año pasado.

La película más taquillera mexicana fue El Mesero con un millón de boletos vendidos y 65 millones de pesos en taquilla.

En el documento de IMCINE, se destaca el aumento de la producción cinematográfica con respecto a 2020 (133 %) se debió a la reactivación de las actividades en 2021. Numerosos proyectos que se habían visto obstaculizados fueron retomados, a la vez que otros nuevos iniciaron el proceso de realización.

“La lectura del Anuario es la lectura del corazón de nuestra cinematografía, es el pulso de cada intento y cada logro por fijar nuestras historias y nuestra diversidad cultural en todas las pantallas y plataformas”, declaró María Novaro, directora del IMCINE.

Del total de largometrajes, 61% fue de ficción, 37% documentales y 2% cintas de animación. En cuanto a la perspectiva de ge?nero, 25% fue dirigido por mujeres y 43% tuvo a una mujer a cargo de la producción.

“Da cuenta cabal de una reactivación económica de la producción cinematográfica en el 2021, segundo año de la pandemia, después del desplome económico de la producción y exhibición en salas en el 2020. Damos cuenta también de que el 56% del cine mexicano del 2021 pudo ser realizado con apoyos públicos, y de ahí la importancia de no detener los apoyos al cine”, agregó.

Se realizaron 52 películas en coproducción con 31 países. Las naciones con las que se tuvo más participación fueron Estados Unidos, con 18 titulos; España, con ocho, y Argentina y Francia, con seis cada uno.

Las locaciones más recurrentes para el rodaje de largometrajes se situaron en Ciudad de México (35 %), seguidas de locaciones ubicadas en el extranjero (15 %), en Jalisco (12 %) y en Baja California y Estado de México (7 % cada uno). Las entidades con menos locaciones fueron Tabasco (0.8 %) y Campeche, Colima, Nayarit, Tlaxcala y Zacatecas (0.4 % cada uno).

Del total de largometrajes, 61 % fue de ficción, 37 % documentales y 2 % cintas de animación. En cuanto a la perspectiva de ge?nero, 25 % fue dirigido por mujeres y 43 % tuvo a una mujer a cargo de la producción.

En otros dato, se informa que en 2020, el PIB de la industria cinematogra?fica cerro? en 6 680 millones de pesos. Este monto represento? 0.03 % del PIB de la economía nacional en el mismo an?o, aproximadamente una tercera parte de sus niveles anuales previos y parecida a la contribución que tuvo la fabricación  de alfombras, blancos y similares.

El mismo an?o, la composición del PIB del cine se modifico?: por cada 100 pesos del PIB generado por el cine, 70 pesos correspondieron a ingresos para las empresas, 29 pesos a la remuneración de las familias y 1 peso a impuestos a la producción para el gobierno.

El PIB de la industria cinematogra?fica reporto? en 2020 una caída  de -70.3 % con respecto al an?o anterior, lo que ubico? a esta variable por debajo de su nivel alcanzado en 2008. Tal disminución significativa provoco? un promedio decreciente durante el periodo 2008-2020 de -0.2 %, inferior al promedio de crecimiento del sector cultura e incluso del total del PIB nacional, que fue de 1.1 %.

En cuanto a los exhibidores, en  Me?xico se reportaron 7, 361 pantallas en 947 complejos activos, sin embargo, debido a las medidas sanitarias por la pandemia, no todas las salas abrieron sus puertas al mismo tiempo.

Por ejemplo, en la primera semana de enero so?lo 451 complejos registraron asistencia, mientras que la cifra subió a 929 complejos y 7, 280 pantallas activas para la u?ltima semana de diciembre

Artículo anteriorHot Sale impulsa la contratación de influencers
Artículo siguienteFallece Eugenio López Rodea, fundador de Jumex.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí