Médicos mexicanos no quieren ir a zonas pobres y alejadas, dice Secretaría de Salud

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos

El titular de la dependencia, Jorge Alcocer, aseguró que en el IMSS hay 2,678 vacantes que los médicos desprecian por inseguridad y por estar en lugares remotos, con lo que justificó la llegada de médicos cubanos.

A juicio de la Secretaría de Salud, los médicos mexicanos no quieren trabajar en zonas pobres y alejadas, bajo el argumento de la inseguridad, por lo que es necesario contratar a médicos cubanos para garantizar el derecho a la salud de la población.

En la conferencia de prensa matutina —celebrada este martes en la jefatura de gobierno de la Ciudad de México—, el secretario de Salud, Jorge Alcocer, aseguró que en México hay plazas vacantes para médicos.

“En el IMSS Bienestar y en el IMSS ordinario, en suma, hay 2,678 plazas vacantes. Esas plazas vacantes se han reiterado durante más de tres años  a los cuales los médicos no quieren acudir”, aseguró.

Añadió que “los médicos aducen inseguridad, en principio, pero también no buscan estar en lugares remotos del país. Se les olvida lo que es el principal sentimiento y derecho que tienen los pacientes de ser atendidos, estén donde estén, y esto es lo que nos señala el porqué se tiene que recurrir a otras modalidades como es la contratación del extranjero”.

También en la conferencia de prensa, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, dijo que desde la aparición del Seguro Popular —en el sexenio de Vicente Fox— se aceleró la participación privada en el sector salud y se invirtió menos en desarrollo de personal médico.

“La Facultad de Medicina de la UNAM, que es la más grande del país, pasó de tener generaciones de 6,000 a 8,000 estudiantes a 1,000 en mis tiempos cuando estudié en los ochenta tardíos. Empezábamos 1,000 terminábamos 250. Obviamente, este fenómeno generalizado en todas las universidades del país llevó a que se produjera menor cantidad de personal de la que hoy se necesita”, sostuvo.

“Y el déficit mayor —continuó— es en médicas y médicos especialistas. Hay especialidades, por ejemplo en salud mental, donde tenemos números mínimos. En oncología pediátrica, para el tratamiento de niñas y niños con cáncer, tenemos menos de dos decenas de especialistas que estén activamente trabajando en las instituciones públicas”.

Concluyó que “necesitamos esos especialistas con urgencia y ese es el propósito de hacer este tipo de contrataciones externas, para tener un mecanismo inmediato (…) el apoyo con el gobierno de Cuba para tener este personal es, principalmente, para el personal especializado”.

Además, según López-Gatell, los médicos cubanos sí tienen la disposición de participar “donde se necesita más: en las zonas marginadas, en las zonas rurales, en las zonas lejanas; fuera de las capitales del país y de los estados, que es donde generalmente no acude el personal especializado aún cuando las vacantes están ahí presentes año, tras año, tras año”.

Sin embargo, las posiciones de la Secretaría de Salud contrastan con lo expresado anteriormente por especialistas del sector.

Fernando Gabilondo Navarro —director general del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán entre 2002 y 2012— denunció que “para el examen nacional de las residencias, quedan fuera 52,000 médicos. Están desempleados 52,000 médicos y el gobierno no los contrata. Así que lo que están diciendo (que no hay en el país suficiente personal) es una mentira”.

Además, el médio señaló que —ya que los médicos cubanos llegan sin documentos— nadie garantiza que efectivamente sean médicos o que tengan una especialidad como argumentan las autoridades de salud.

Por Raúl Castro-Lebrija

Artículo anteriorMercados cambian de tono y abren positivos; esperan comentarios de Powell: Vector
Artículo siguienteEl gigante Inmobiliario FUNO rechaza versión de incumplimientos; “no existe ilicitud alguna en actividades”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí