Aprovecharon Vietnam, Taiwán y Suiza guerra comercial EU-China; México, no: BBVA

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 12 segundos

La guerra comercial que protagonizaron China y Estados Unidos hace cuatro años tuvo un saldo desfavorable para México, pese a los kilómetros de frontera en común entre el país latinoamericano y la primera economía mundial; los ganadores de este episodio fueron Vietnam, Taiwán y Suiza.

Un análisis de BBVA Research publicado este martes indica que entre 2018 y 2021, el conflicto comercial entre las dos potencias, resuelto apenas en este año, exhibió un “impacto significativo” en el mercado de las importaciones totales de Estados Unidos, lo que derivó en que la cuota china cayera a 17.9%, desde su nivel anterior de 21.2%.

Esto no ocurrió en el caso de México, pese a los kilómetros de frontera común.

“Si bien México incrementó su participación a 14.3% en 2019, de 13.6% en 2018, no pudo aprovechar sostenidamente esa pérdida de China, ya que su cuota en ese mercado regresó a 13.6% en 2021”, consigna la firma financiera global.

En contrapartida, los países que más ganaron cuota de mercado en la primera economía global entre 2018 y 2021, pese a la barrera de la localización, fueron Vietnam, Taiwán y Suiza, con incrementos de 1.7, 0.9 y 0.6 puntos porcentuales, respectivamente.

La ganancia de cuota de Suiza respondió principalmente a las exportaciones de metales preciosos, como el oro, el cual mostró una “significativa revaloración durante 2020”. A su vez, Vietnam y Taiwán lograron sostener su cuota de mercado con EU hasta 2021, “al convertirse en alternativas de producción manufacturera fuera de China”.

“Estas dos economías parecen haberse convertido en alternativas de producción manufacturera fuera de China, o en plataformas de producción de empresas chinas que intentan evadir sanciones comerciales”, sostuvieron los analistas Arnulfo Rodríguez y Carlos Serrano en el escrito “Estancamiento de la competitividad mexicana en las importaciones de EE.UU”.

Aunado a la Pandemia, que impactó con fuerza en Occidente a partir de marzo de 2020, la guerra comercial con la principal economía del mundo provocó que China perdiera 4.2 puntos porcentuales del mercado de importaciones manufactureras entre 2018 y 2021. En el mismo lapso, México terminó perdiendo 0.1 puntos porcentuales.

“Si bien la parte más agresiva de la guerra comercial entre China y Estados Unidos fue de una relativa corta duración, esta parece haber influido de forma más permanente en la reconfiguración del mercado de importaciones manufactureras de Estados Unidos” afirmaron los especialistas.

Durante 2022 México no ha podido incrementar su cuota en el mercado de importaciones manufactureras de EU; Serrano y Rodríguez afirman que, en particular, “se requiere mayor certidumbre de que los contratos serán respetados, y una política energética que promueva electricidad más barata y menos contaminante”.

Caídas en IED

La parte más agresiva de la guerra comercial entre China y Estados Unidos también pareció haber tenido impactos en los flujos de inversión extranjera directa (IED) captados por el gigante asiático.

“Después de haber recibido 25.3% del total de flujos globales de este tipo de inversión en 2018, China registró 12.4% y 17.3% de estos flujos en 2019 y 2020, respectivamente”, indicaron Serrano y Rodríguez sobre las consecuencias de la guerra en el comercio entre los dos gigantes en la IED.

México, a su vez, captó 4%,1.9% y 2.5% de la inversión extranjera directa total en 2018, 2019 y 2020, respectivamente, es decir, una pérdida de participación en IED notable. Tan sólo en 2020, la captación de IED total por parte de México representó el 2.9% de su PIB.

Serrano y Rodríguez atribuyeron el tope que presenta México para incrementar su cuota en el mercado en las importaciones manufactureras de EU a razones asociadas con la Pandemia y sus efectos adversos en la cadena de suministro, que aún sigue afectando a industrias clave para el sector exportador, como la industria automotriz.

“Consideramos que la normalización de la actividad en esta industria, el T-MEC y el nearshoring podrían coadyuvar a incrementar la cuota de mercado de México en el mediano y largo plazo.

“Para ello será necesario que las políticas públicas favorezcan la atracción de más flujos de inversión extranjera directa que tengan como destino la industria manufacturera”, sostuvieron.

Artículo anteriorAbasolo, un whisky ¡muy mexicano!
Artículo siguienteSelección Argentina lanza NFTs de momentos y futbolistas legendarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí